Meeting Margins International Conference: Transnational Art in Latin America and Europe 1950-1978

Reproducimos la información sobre el evento que tuvo lugar en la University of Essex e involucró a integrantes de la Red. Los textos presentados en estas sesiones están relacionados con los proyectos en marcha como ‘Escrituras Críticas’ y ‘Redes Artísticas Alternativas’. Así también Fernando Davis presentó una intervención en el simposio utilizando los afiches ‘Todos Somos Negros’ realizados junto a Juan Carlos Romero.
………..

University of Essex, Colchester Campus
4th-5th December 2010

The Meeting Margins International Conference: Transnational Art in Latin America and Europe 1950-1978 will take place at the University of Essex on Saturday the 4th and Sunday the 5th of December 2010.
 
The two day event is open to the public and is being convened by Professor Valerie Fraser and Doctor María Iñigo Clavo of the Department of Art History and Theory at the University of Essex, and Doctor Michael Asbury and Doctor Isobel Whitelegg of TrAIN, the Research Centre for Transnational Art, Identity and Nation at the University of the Arts London.
 
The conference is part of Meeting Margins: Transnational Art in Latin America and Europe 1950-1978, a 3-year research project based at the University of Essex and the University of the Arts London, and funded by the Arts and Humanities Research Council (AHRC) and the British Academy, the UK’s National Academy for the Humanities and Social Sciences.
 
Speakers will include Suzana Vaz (UAL/TrAIN), German Alfonso Adaid (UAL/TrAIN), Sergio Martins (University College London), Aquiles Pantaleão (UAL/London College of Communication), Fernando Davis (Universidad Nacional de La Plata), Fernanda Nogueira (Researcher, translator and literary critic), Zanna Gilbert (Tate/University of Essex), Olga Fernandez (Royal College of Art/Universidad Autónoma de Madrid/Universidad Nebrija, Madrid) Eduardo Grüner (Universidad de Buenos Aires), Jaime Vindel (Universidad de León), Miguel López (Art Historian and Independent Curator), and Oriana Baddeley (UAL/TrAIN), as well as contributions from Pablo La Fuente (Afterall), the convenors and the project’s external advisors, including Taína Caragol, Guy Brett, Dawn Ades and Joanne Harwood.

Conference Abstracts

 
 
 
This presentation will focus on four exhibitions that – over the last decade – have built the global reception of Tucumán Arde as the best-known incidence of so-called “latin american conceptualism”. Tucumán Arde was used as a reference to write a new historiography of conceptual art in “Global conceptualism” (1999). This exhibition pointed out that while American and European conceptual art was concerned with the limits of art language, Latin American conceptualism developed a social and ideological impulse. Some years later, the project “Ex-Argentina” (2004) recovered Tucumán Arde as the symbolic origin of current activist art practices. This point of view contributed to transforming the experience into an established myth. Finally, the most recent “documenta” (XII/2007) presented the documents of Tucumán Arde’s archive as pure aesthetic images. All of these curatorial operations have contributed to a forgetting of the historical dimension of the experience. More recently the museographic experiment “Inventario 1965-1975: Archivo Graciela Carnevale” (Centro Cultural Parque de España, 2008) proposed an analytical perspective concerning the history of the archive. This exhibition tried to reactivate the archive’s potential, and this is a philosophical and political issue that this presentation will critically address.
 
 
In the Latin American scene during the sixties and seventies several experimental publishing initiatives focused on the dissemination and conceptualization of “new poetry” practices. These projects – many overflowing the institutional channels of art – aimed to articulate a set of alternative and collaborative networks in order to intervene in the collective dynamics of social change that spanned this period. This interest in constructing other spaces did not, however, necessarily entail a radical, definitive break with the art institution. On the contrary, a range of projects sought to tactically intervene from inside the institution in an attempt to subvert or dismantle its regimes of power. In this sense, several institutions hosted exhibitions of these experiences. Magazines and exhibitions did not therefore constitute mutually exclusive alternatives; on the contrary they designed, in their simultaneous development, a double circuit – a strategic device by which these practices aimed to critically affect their context. This paper proposes a discussion of certain moments and episodes within this map, and will consider a series of projects driven by the Argentine artist Edgardo Antonio Vigo and the Uruguayan artist Clemente Padin from 1966 to 1972. The first part focuses on projects of the experimental magazines “Diagonal Cero” and “OVUM 10” (directed by Vigo and Padín respectively) and their links to a series of exhibitions organized by these two artists in this period. A second part focuses in the radical proposals of a poetry in action (“poesía para y/o a realizar” in Vigo, “poesía inobjetal” in Padin), understood as an open project to trigger a collective and potentially transformative aesthetic experience, with “the street” conceived as the privileged space of poetic and political activation.
 
Fernando Davis – intervención “Todos Somos Negros” (afiche diseñado por Juan Carlos Romero)
This presentation focuses on the movement “Poema/Processo” (1967-1972). Fernanda Nogueira will discuss aspects of their collective creative experiences – which collapsed the concept of authorship and confronted the military regime in Brazil (1964-1985) with non-official political action. The participants strategically affirmed that intellectual production is always “in process”. They understood knowledge as a common wealth (“bem comum”), encouraging everyone to become participant. Ignored by traditional literary and artistic circles, the “Poema/Processo” network – which expanded into different regions of the country – consolidated an open platform of critical production, in friction with restrictive and excluding aesthetic policies. Although repressive circumstances forced the group to declare an ‘official ending’ just one year before it became part of the mail art network, they continued working independently towards the possibility of a mass critical use of their production. What is the implication of “Poema/Processo’s” absence from the historiography of both art and literature? What could be the potential contribution of the “Poema/Processo” project for current theoretical reflection and practice?
This presentation focuses on the shifts in the critical thinking of the Peruvian-Mexican Marxist art critic and theoretician Juan Acha in late 60s. Of particular importance is the political turning point in his writings after 1968: his proximity to May ’68 in France and his theoretical approach to a new political thought (Jacques Lacan, Michel Foucault, Louis Althusser, and Herbert Marcuse, among others), but also the oblique impact of the anti-colonial liberations movements and the ‘Cultural Revolution’ in China. For Acha, 1968 means not only a radical change in the general forms of conceiving the relations between vanguard, politics and aesthetics, but it also the “revolutionary awakening” of a new political subject in the artistic field. Acha, who supported enthusiastically the eruption of Pop Art, of ephemeral environments and of happenings in mid 60’s Peru, begins to questions radically his previous perspectives and boundaries, promoting a critique of ideology, a different model of insurgency and the redefinition of cultural production in friction with the so-called Revolutionary Government of the Armed Forces ruled by General Juan Velasco, which took power -in a coup d’état- in October 1968, until 1975. For the Peruvian critic, in that context it was urgent to encourage an all-encompassing transformation in which aesthetics should perform all their utopian, libertarian and emancipatory potential.
León Ferrari and Ricardo Carpani were key in the Argentinian political art scene of the 60s. Ferrari’s work La civilización occidental y cristiana is a reference in the analysis of the process of politization that affected the avant-garde of the Instituto Di Tella. That process finished with the “itinerario del 68” and the political art project Tucumán Arde. It made artists leave the avant-garde institutions and locate their practice in a new context: the union CGT de los Argentinos, where artists tried to increase social effectiveness of their activity. After this experience, many of these artists left the artistic practice because they did not know how to articulate art and politics in the revolutionary context. Carpani, on his side, collaborated with unions from the late 50s, producing political images much closer to the demands of socialist realism. Not long before his death, Carpani said in an interview that the conclusion of the avant-garde of the 60s revealed that he, as a political artist, was already in the right place at the beginning of that decade. Certainly, this was an attempt to discredit the particular artistic methodology of Tucumán Arde, but it helps to understand in which way the relationship between art and politics was reformulated after 1968. This presentation will focus on the contributions that both artists (Ferrari and Carpani) read in the Encuentro de Artistas Plásticos del Cono Sur, celebrated in Santiago de Chile in 1972. During those years, the success of Salvador Allende in Chile and the Comunist government in Cuba encouraged Latinamerican artists meetings to discuss the new social function of art. In a context where revolutionary art was a previous step to socialist art, at times art lost its status of political singularity.

Imágenes del origen de Tucumán Arde (Página 12)

Hace ya varios días atrás se publicó, en el diario argentino Página12, un comentario crítico sobre la exposición Inventario. Archivo Graciela Carnevale (1965-1975) organizada por la Red Conceptualismos del Sur (curada por Ana Longoni, Fernando Davis, Graciela Carnevale y Ana Wandzik) que va hasta este 9 de noviembre en el Centro Cultural Parque de España en Rosario, a propósito de cumplirse los 40 años de la experiencia artístico política Tucumán Arde. Se reproduce el artículo
…..

Imágenes del origen de Tucumán Arde

El archivo en uso de la artista rosarina y docente de la UNR está expuesto de manera tal que no se cristalice en la mera contemplación y fetiche. Pero el caso es problemático, ya que algunas versiones quedan empañadas por éstas.

Por Beatriz Vignoli

En el marco de las actividades conmemorativas de 1968 del Centro Cultural Parque de España/AECID (Sarmiento y el río) se inscribe por estos días una muestra muy particular, titulada Inventario. Archivo Graciela Carnevale. Hasta el 9 de noviembre, las tres salas de exposiciones fueron tomadas por un “archivo en uso” que puede ser consultado y que documenta la actividad del Grupo de Arte de Vanguardia (GAV) en la realización de la legendaria obra “Tucumán Arde”. La depositaria del mismo, la artista visual y docente de la UNR Graciela Carnevale, decidió exponerlo de tal manera que el acto de mostrar este conjunto tan especial de imágenes y palabras no lo cristalice convirtiéndolo en un mero objeto de contemplación o en fetiche. Por eso, al archivo propiamente dicho que se extiende en el túnel 2, se suman las secciones Derivas y recuperaciones y Otros archivos (prácticas activistas), cuya función es la de actualizar las resonancias de aquella experiencia colectiva realizada 40 años atrás.

La muestra se complementa con una serie de actividades, que vienen teniendo lugar desde su inauguración. El viernes 31 de octubre, los autores Mariano Mestman y Ana Longoni conversarán con Guillermo Fantoni sobre la reedición que Eudeba hizo este año del libro Del Di Tella a Tucumán Arde. El viernes 7 y el sábado 8 de noviembre, a las 19, habrá dos mesas redondas donde integrantes de diversos colectivos artísticos alternativos hablarán sobre las nuevas prácticas activistas que están o estarían interpelando a los 60.

¿Cómo conservar la energía original del proyecto? ¿Cómo hacer “que respire el aire enrarecido de lo que no puede ser”? Carnevale se hizo estas y otras preguntas, a las cuales responde el montaje del archivo, que lo presenta más bien como un documento vivo o caja de herramientas que como la “obra” rígida y estática que “Tucumán Arde” jamás pretendió ser. Aquella experiencia de 1968, representativa de las tendencias del arte político y del arte como comunicación, fue un proceso que transformó a sus participantes, según contó en una entrevista otra de las integrantes del GAV, Noemí Escandell. Si bien otros integrantes del grupo, como Escandell, también conservan fotos y recuerdos de aquel mítico proyecto, la documentación histórica se ha centrado hasta ahora en el archivo de Carnevale, el más extenso debido a que, al menos según ella cuenta en el catálogo, el resto del grupo le propuso ser responsable de prensa y llevar el registro de las acciones del GAV: “Así, azarosamente, como parte de un mandato grupal, acepté y me involucré en preservar la memoria de ese recorrido”.

Ese azar continúa signando la memoria de una creación grupal que devino archivo individual. El caso es problemático. En estas mismas salas, hace exactamente 10 años, se expusieron algunas de las fotos de Tucumán Arde que forman parte del legado de Juan Pablo Renzi, hoy a cargo de Xil Buffone, quien reside en Buenos Aires y cuya empatía para con los procesos revolucionarios es aproximadamente similar a la de un adoquín o la hoja de un serrucho. Ni esas ni otras fotos son hoy de la partida. En la presente ocasión, de entre los artistas sobrevivientes del GAV, fueron convocados Norberto Puzzolo y Jaime Rippa. A los demás, nadie les pidió que aportaran nada. Acaso se vuelvan seniles y pierdan la memoria esperando que alguien les ponga un grabador delante (o un micrófono, o una cámara de video) para dar su propia versión de los hechos y del sentido que tuvieron. “Tucumán Arde”, 40 años después, es menos un dato histórico que un botín académico del que se sabe que unge de gloria y prestigio a quien acierte a adueñarse, no sólo de sus restos mortales, sino del discurso acerca de su “concepto” o de lo que significó. Forzando un poco la comparación, podría decirse que es el equivalente artístico de otros cadáveres de la historia como el de Eva Perón, los desaparecidos de la dictadura o los caídos en Malvinas. Todos apestan, en alguna medida. En el país donde los que sobreviven se matan por los muertos, la trama micropolítica de las peleas por el micropoder no sólo pone en primer plano las mezquindades, encubriendo las grandes luchas que inspiraron acciones valerosas como Tucumán Arde, sino que instala un darwinismo social por el cual triunfan ciertas versiones en detrimento de otras: de la contienda surgen voces autorizadas a expensas de otras voces amordazadas o automarginadas. Pero algo es algo, y en buena hora que este archivo se muestre a la ciudad: ojalá sirva como primer paso para emprender cuanto antes todos los revisionismos que sean necesarios. Porque, de lo contrario, el enemigo, el enemigo común contra el que se alzaron aquellos jóvenes, habrá triunfado.

[imagen: vista del tercer corredor de la exposición ‘Inventario…’, donde se presenta documentación, publicaciones y textos en torno a cómo ha sido ‘Tucumán Arde’ recuperada y referida desde 1969 hasta la presente exposición. foto: Miguel López]

‘Inventario 1965-1975. Archivo Graciela Carnevale’. Fotografías




Primer experimento curatorial de la Red Conceptualismos del Sur:
‘Inventario 1965-1975. Archivo Graciela Carnevale’, exposición curada por Graciela Carnevale, Fernando Davis, Ana Longoni y Ana Wandzik. Rosario, Centro Cultural Parque de España, 2008. Para más información ver catálogo del mismo nombre.
Fotografías cortesía del Archivo Graciela Carnevale

Inventario 1965-1975. Archivo Graciela Carnevale, en Rosario

El día de hoy se inaugura la exposición ‘Inventario 1965-1975’ que revisa las experiencias de vanguardia a los 40 años de Tucumán Arde, cuyas implicancias políticas y estéticas han movilizado un segmento bastante grande de reflexiones, exposiciones y escritos. Precisamente, a 40 años, era necesario revisar aquel acontecimiento convertido de pronto, para muchos, piedra fundante del conceptualismo o del activismo artístico, por no seguir enumerando etiquetas poco productivas. Así, la historiadora Ana Longoni y la artista y protagonista Graciela Carnevale, quienes han colaborado en más de una oportunidad, junto a Fernando Davis y Ana Wandzik, se han propuesto desclasificar y desacomodar la autonomía desde la cual suele ser leída tal experiencia.

La exposición es además el primer experimento curatorial de la Red de Conceptualismos de América Latina, cuya primera reunión fue en abril pasado en Sao Paulo en el marco del Simposio Conceptualismos del Sur en el Museo de Arte Contemporáneo de la USP en Sao Paulo. Esta exposición está además acompañada de una serie de espacios de discusión, y de tres mesas de reflexión como parte de la Segunda Reunión de la Red, y que adelanta actividades y publicaciones desde el próximo año. La exposición se realiza con el apoyo del Centro Cultural Parque de España, en Rosario.

Se reproduce una nota aparecida en un periódico local
…..

Inventario. Archivo Graciela Carnevale

Herramientas de la vanguardia.

El ciclo anual Bienvenidos a 1968, producido desde el Centro Cultural Parque de España/AECID, desplegará en octubre tres actividades que no sólo se relacionan por su tema, sino que indagan y debaten en torno al legado de ese año, el de la “insurrección”, como lo llamara Edgardo Cozarinsky cuando presentara el último número de Transatlántico.

El centro gravitacional de las actividades en torno a Bienvenidos a 1968 es la muestra Inventario. Archivo Graciela Carnevale, que se inaugurará el viernes 3 a las 20 en los tres túneles del Centro Cultural.

Inventario no es del todo una exposición. Graciela Carnevale, miembro del Grupo de Artistas de Vanguardia de Rosario, testigo y una de las gestoras de “Tucumán Arde” –parte de un movimiento de experimentación e innovación que desde mediados de los 60 y hasta entrados los 70 tensó la delicada cuerda entre arte y política, arte y experiencia, arte y vida–, abre al público y deja en sus manos una muestra para usar. La exhibición entrega en las galerías el enorme archivo de Carnevale y lo ofrece como una herramienta para convertir al mero público en un usuario. Algo así dice Carnevale sobre esta muestra que reproduce en carpetas, tal como las que guarda en su casa, fotografías, recortes de prensa y documentos de la vanguardia rosarina entre los años 1965 y 1975.

“Guardé material de las primeras exhibiciones en conjunto, de los primeros pasos en común, los comentarios de las primeras muestras individuales, de las exposiciones colectivas que fueron el germen del grupo que a fines del 67 adoptaría una nueva dinámica al conformarse orgánicamente y asumir sus miembros diferentes responsabilidades y tareas –escribe Carnevale en el texto del catálogo–. Me propusieron ser la responsable de prensa y de llevar el registro de las acciones del grupo. Así, azarosamente, como parte de un mandato grupal, acepté y me involucré en preservar la memoria de ese recorrido”.

Pero ese material “guardado”, dice también Carnevale, no se constituiría en archivo hasta que intervino una segunda mirada, la de Ana Longoni (quien también escribe en el catálogo y participó, junto con Fernando Davis y Ana Wandzik, en la elaboración de esta muestra), y comenzó un recorrido compartido.

El principal desafío de Inventario era, como se interroga Carnevale, cómo mostrar estos documentos para que el acto de mostrarlos no los conviertan en “obra”, en objetos de contemplación. En otras palabras, cómo mostrar la experiencia, cómo devolverla a un relato. “¿Cómo mostrar este conjunto de imágenes y palabras para que no queden cristalizados, despojados de la energía vital y revulsiva que tuvieron en su origen?”, escribe.

Así, el montaje del Inventario propende a que las fotos, artículos y textos reunidos se visualicen como documentos. Inventario incluye también una serie de actividades y charlas que apuestan al sentido: “No se trata de cancelar esa experiencia, sino de abrirla”, dice Carnevale.

A su vez, estas cuestiones se debatirán en la Segunda Reunión de la Red de Investigadores sobre Conceptualismos en América latina, que se desarrollarán en el CCPE entre el 23 y el 25 de este mes.

Actividades

Viernes 10 de octubre, 19 hs. en Galerías.

Conversaciones sobre la experiencia de 1968: Norberto Puzzolo, Héctor Marteau, María Elvira Arechávala y Jaime Rippa. Coordinador: Osvaldo Aguirre.

Sábado 11 de octubre, 19 hs. en Galerías.

1984: Primeras recuperaciones de la vanguardia rosarina: Daniel García, Gabriel González Suárez y Coco Bedoya.

Viernes 17 de octubre, 19 hs. en Galerías.

Otras experiencias de archivo: Inés Martino/Guillermina Fressoli, Gabriela Piñero y Pablo Gregui (Residuos del Hacer).

Del 23 al 25, en el marco de la Segunda Reunión de la Red de Investigadores sobre Conceptualismos en América latina:

Jueves 23 de octubre, 19 hs. en Túnel 4.

Lygia Clark y la recuperación de la memoria de la experiencia.
Conferencia de Suely Rolnik.

Viernes 24 de octubre, 19 hs. en Túnel 4.

Balances, límites, hallazgos: sobre distintos modelos integrados de curaduría, investigación y generación de archivo en torno a experiencias de arte crítico desde los sesenta.
Con Cristina Freire, Helena Chávez, Miguel López y Emilio Tarazona y Jesús Carrillo.
Coordina: Ana Longoni.

Sábado 25 de octubre, 19 hs. en Galerías.

Usos del archivo.
Soledad Novoa, Jaime Vindel, William López.

Sábado 25 de octubre, 20.30 hs. en Galerías.

Performance de Clemente Padín.

Viernes 31 de octubre, 19 hs. en Galerías.

A propósito de la reedición del libro Del Di Tella a Tucumán Arde (EUDEBA, 2008). Conversación entre Guillermo Fantoni, Mariano Mestman y Ana Longoni.

Viernes 7 de noviembre, 19 hs. en Galerías.

Interpelando a los sesenta: las nuevas prácticas activistas Primera parte:
Sandra Mutal (Costuras Urbanas), Loreto Garín (Internacional Errorista), Daniel Perosio (Woki Toki), Fernanda Carrizo (Mujeres Públicas).

Sábado 8 de noviembre, 19 hs. en Galerías.

Interpelando a los sesenta: las nuevas prácticas activistas Segunda parte:
Carolina Golder (Grupo de Arte Callejero), Leo Ramos (Museo de la Comunicación, Chaco), Faca (Compartiendo capital), Lila Pagola (Proyecto Nómade).