ESTALLAMOS CAMPAÑA GRÁFICA POR CHILE – TERCER ENVÍO

Aquí socializamos las imágenes del tercer envío de la campaña gráfica en apoyo a la lucha en Chile. Para circular, difundir y utilizar!

Gracias a todas las personas y colectivos por el apoyo internacionalista para visibilizar y apoyar la lucha del pueblo Chileno!

#estallamos

#democracialacrimogena

#DesmilitarizacionYa

#RenunciaPiñera

#desigualdadestructural

#vidasprecarias

#Asamblea Constituyente Plurinacional

La Ala Accionista
 Argentina, Buenos Aires
laalaaccionista@gmail.com
Es nuestra insurrección
 Collage digital
Formato  43,50 x 45,60
2019

Alejandro Thornton – 2019


Camila Mancilla – cutcami
Zagreb, Croacia – Punta Arenas, Chile 
camilafmancilla@gmail.com
“las voces del enemigo poderoso”
collage digital realizado con  los miles de carteles en la marcha del viernes 25 de octubre. 
Formato de impresión: 114×73 cm. 
2019

Elisabeth Medina – Urde La Línea
Florencio Varela, Argentina
ginuuura@gmail.com
S/T
Collage Digital
Formato libre de impresión
2019

Félix Torrez, 2019
Hilda Paz – 2019
Hugo Vidal – 2019
Adán BuenosAyres
General San Martín, Bs. As., Argentina
Correo electrónico: leonardo.a.vallejo@gmail.com
“Violencia es mentir”
collage digital.
Formato de impresión : A3
Año  2019
Adán BuenosAyres
General San Martín, Bs. As., Argentina
leonardo.a.vallejo@gmail.com
“olla popular”
collage digital
Formato de impresión : A3
  2019
Luciano Cortez
Belo Horizonte, Brasil
lucianocortez54@gmail.com
Hoje é dia de colher flores
Impressão eletrônica
17,3 x 11,5 cm
2019


Fuega colectivo: @fuegacolectivo
La plata- Argentina
750×1334pixeles- 300dpi 
Collage digital- 2019
“Que se escuche”
Correo:martinamezzetti@hotmail.com

Víctor Hugo Bravo
Serie Cerdos y fascismos
2019
35 x 25 cms.
Formato jpg / 300 dpi
Técnica gráfica digital
correo: esperbravo77@gmail.com

ESTALLAMOS CAMPAÑA GRÁFICA POR CHILE – SEGUNDO ENVÍO

Compartimos las imágenes del segundo envío de la campaña gráfica en apoyo a la lucha en Chile. Para circular, difundir y utilizar!

G.R.A.S.A.
Argentina
Piñera Fascista
Imagen digital
jpg
2019
Andre Mesquita
Sao Paulo
2019
Clara Albinati
Brasil / Belo Horizonte
A3
2019

Florencia Kettner
Buenos Aires/Madrid 
florencia.kettner@gmail.com
NUNCA MÁS
Óleo sobre tela
 JPEG 4,5 MB
 2015-19
Gonzalo Crespo
Argentina, Ezpeleta
gonza_pk@yahoo.com.ar
Futuro/ 
Herencia/
COMPARTIR
Collage digital 
2019
Graciela Perez 
Argentina, San Juan 
gracielaperez3010@hotmail.com 
NO+ 
collage, lápiz, marcadores
Formato postal o afiche, tamaño libre
2019
Graciela Perez 
Argentina, San Juan 
gracielaperez3010@hotmail.com 
NO + 
Técnica mixta 
Formato postal o afiche, tamaño libre
2019
Graciela Perez 
Argentina, San Juan 
gracielaperez3010@hotmail.com  
 Fuera el temor
Técnica mixta (collage, marcadores)
Formato postal o afiche, tamaño libre
2019
Guillermo Hennekens 
“El juego de los espejos” una mirada desde Latinoamerica
Monocopias 2019
Paraná Entre Ríos Argentina 
Luisa Rivera
Chile 
Londres, Inglaterra
luisa@luisarivera.cl
Cantando el desencanto 
Acuarela y digital
Formato libre de impresion
2019
MARZ, Chile

NO ESPERABAN QUE LOS PISOTEADXS FUERAMOS TANTXS
CONTRA EL SAQUEO DE NUESTRAS VIDAS Y NUESTRO TERRITORIO POR PARTE DE LAS TRANSNACIONALES Y EL ESTADO NEOLIBERAL
CONTRA LAS FUERZAS DE ORDEN QUE TRAICIONAN AL PUEBLO POR UN PAR DE PESOS
Mariana Chiesa, (a partir de foto de Carlos Vera Mansilla)
Residente en Italia
marianachiesa07@gmail.com
NO MAS REPRESION
formato 30 x42 cm
2019
Miriam Liguori
Argentina, Buenos Aires, CABA- La Boca
miriam.liguori@gmail.com.
1- “La Represión- La Resistencia”, Jornadas  14 y 18 de diciembre de 2017. Óleo sobre tela.
2 “G20” 2018 Óleo sobre tela.
3 “Estado Terrorista” 2015″ Óleo sobre madera.
Sandra Mutal 
Córdoba Argentina
2019
Silvia Lissa
Chajarí – Argentina  
silvialissa@yahoo.com.ar 
Poesías visuales 
Tinta y grafito

Amanda Logiurato
La Plata, Argentina
amilogiurato@gmail.com
Sin Título
Xilografía
Formato de impresión A4
2019

ESTALLAMOS CAMPAÑA GRÁFICA POR CHILE – PRIMER ENVÍO

Socializamos aquí los primeros envíos de la campaña gráfica en apoyo a la lucha en Chile. Para circular, difundir y utilizar!

Autoría: Interlocutor Ausente
 País y ciudad: Argentina,Burzaco
 Correo electrónico :interlocutorausente@gmail.com
 Título: SiervoSarna
Técnicas: impresión en plotter  sobre papel obra
 Formato de impresión 200 X 90 cm
 Año : 2018
Autoría:  Interlocutor Ausente
 País y ciudad: Argentina,Burzaco
 Correo electrónico :interlocutorausente@gmail.com
 Título: Una derecha moderna
Técnicas: impresión en plotter  sobre papel obra
 Formato de impresión 170 X 60 cm
 Año : 2018
Autoría:  Interlocutor Ausente
 País y ciudad: Argentina,Burzaco
 Correo electrónico :interlocutorausente@gmail.com
 Título: Usted esta aqui
Técnicas: impresión en plotter  sobre papel obra
 Formato de impresión 170 X 60 cm
 Año : 2019
Autoría: Manuel Sosa
País y ciudad: Argentina Córdoba Capital
Correo electrónico: dibujodenaturaleza@gmail.com
Título: La plaga
Técnicas: Collage digital / vectorización
Formato de impresión: 30×30 cm
Año: 2019
Lucía Bianchi y Silvana Castro, Buenos Aires, 2019
Democracia Comerciada, Alejandro Thornton, 2019
Democracy is the new fake, Alejandro Thornton, 2019
Orden: los milicos al cuartel, el pueblo a la calle, Alejandro Thornton, 2019
Democracia ideal irreal, Alejandro Thornton, 2019
Autoría: Anatole
País y ciudad: Buenos Aires, Argentina
Correo electrónico: info@anatole.com.ar
Título: Mucha Policía
Técnicas: Fotografía digital, toma directa
Formato de impresión: 45×60
Santa Cruz de la Sierra, 2011

 
Hector Z Siluchi
Artista Visual  chileno residente en Suecia 
Foto digital para impresión digital 
https://hector-z-siluchi.webnode.se

Invasión Alien
MACACO PRESS (Sabrina Fernandez Casas y Patricio Gil Flood)
bandera, impresión sobre tela, 150×100 cm, 2019
Ginebra, Suiza
What is not visible is not invisible
MACACO PRESS (Sabrina Fernandez Casas y Patricio Gil Flood)
bandera, impresión sobre tela, 400×300 cm, 2019
Ginebra, Suiza
Autor: Diego Abu Arab 
Pais/ Ciudad : Argentina,Entre Rios, Ciudad de Gualeguaychú
Correo : daagrafi@gmail.com
Titulo:  GAS :: Receta liberal para un continente
Técnica: Tinta china 
Formato de impresion : Redes sociales
Año 2019

Autor:Débora Martinó
País: Argentina – Ciudad: Avellaneda
Correo electrónico: debo.martino96@gmail.com
Titulo: Chile Resiste 
Técnica: Dibujo Collage
Formato : JPEG 164KB
Año:2019

Lucía Bianchi, Buenos Aires, 2019

ESTALLAMOS

Fotografía Javiera Manzi – Diseño Lucía Bianchi

Evasión masiva. El grito de los estudiantes secundarios “evadir, no pagar otra forma de luchar” que desató el estallido social en Chile no sólo ha sido un rechazo a la precarización de la vida en el país latinoamericano donde el neoliberalismo ha calado más hondo. No sólo masifica, trastoca y devuelve como un boomerang, desde abajo, la evasión impositiva impune de los que están arriba. Es el hastío de lxs que permanecemos atados a la desposesión, anudados a una deuda impagable frente aquellos que detentan una riqueza inimaginable. El estallido fugitivo, fuera de la ley, el enojo desatado que se multiplicó por los túneles subterráneos y por la superficie de la ciudad de Santiago, y luego en otra y otra ciudad a lo largo del país, hizo explotar una vía de escape, un portal de salida para el desacato que ha producido un quiebre profundo e irreversible.  

Denunciamos y repudiamos enérgicamente la decisión del gobierno chileno de sacar los militares a las calles. No hay “torpeza” en el accionar de la derecha en el gobierno. Es claro que la declaración del presidente decretando que lo que ocurre en Chile es una guerra, es recurrir a una política de shock que ya conocemos, producir un enemigo interno que permita dividir entre buenos y malos ciudadanos para justificar el terror, imponer el miedo, producir muerte. Es la respuesta de un gobierno que defiende los intereses de los grupos económicos a través de políticas extractivistas, de la de la privatización de los bienes y servicios comunes, un gobierno que ejerce cotidianamente violencia al reproducir una desigualdad estructural que se ha vuelto insoportable. 

Algo se ha horadado. Algo se ha desatado del llamado al orden, haciéndonos habitar un estado desorientación que nos obliga a movernos, que también se manifiesta como solidaridad y alegría. Se escucha como un murmullo ensordecedor que es imposible ya desoír. 

La desigualdad y violencia estructural se replican y retumban en la rebelión del pueblo kurdo, en los estallidos de resistencia en Ecuador y Perú, en Barcelona, Francia, Hong Kong, el Líbano, Puerto Rico, Argelia, Indonesia, Sudán, Colombia, Haití, Honduras, de un modo que trastorna y nos permite tocar por un momento el afuera indomable de las estructuras que habitamos y que nos habitan. 

Llamamos a la solidaridad internacional y manifestarnos frente a todas las embajadas y consulados 

A repudiar toda forma de militarización y represión

A romper el cerco mediático 

Nuestro murmullo será ensordecedor: NO+ PORQUE SOMOS+

FUERA EL TEMOR 

CAMPAÑA GRÁFICA 

Convocamos a una campaña gráfica que permita difundir y visibilizar información, a modo de piezas para ser descargadas y activadas en cada contexto ante la vertiginosidad de los hechos

Dirigida a artistas, colectivos, aficionados, interesados

Bases:

1 – Cada artista o colectivo puede enviar la cantidad de un número ilimitado de imágenes.

2 – La realización alcanza todas las técnicas de la gráfica contemporánea, incluyendo impresión digital, técnicas combinadas, etc.

3 – Formato de la obra: Se recomienda que sean imágenes de formatos de fácil impresión, resolución 300 dpi. Color y/o Blanco y negro.

4 – Las imágenes deben enviarse mediante correo electrónico a redcsur@gmail.com Adjuntando ficha completa de datos del autor o colectivo:

Nombre colectivo u autor/a / País y ciudad / Correo electrónico / Título / Técnicas / Formato de impresión / Año

5- Las piezas gráficas serán subidas a la página de la RedCSur para ser descargadas. 

Campaña gráfica RedCSur ante asesinatos y desapariciones forzadas de líderes y lideresas sociales en Colombia

Desde distintos puntos del continente, nos llega de manera intermitente y fragmentada, nunca suficientemente audible, la noticia de asesinatos y desapariciones forzadas de líderes y lideresas sociales, luchadorxs por los derechos humanos, ex combatientes, personas anónimas en Colombia.
El gobierno colombiano encabeza la avanzada de la derecha en la región y ha impulsado la implementación del PROSUR como espacio de articulación de las derechas de la región que impulsan su agenda teniendo como bandera la defensa de la democracia y las políticas neoliberales. Estos dos procesos que tienen lugar en la territorio colombiano, nos enfrentan con la interrogante sobre qué significa hoy la democracia.
La visibilidad de los conflictos políticos en la región se distribuye diferencialmente de un modo brutal ¿Qué vemos y qué no vemos? Desde afuera, parece que no se ve, parece que no se escucha, pero Colombia vive una democracia que día a día devalúa la vida. En Colombia se reitera un crimen desmesurado, permanente. Sabemos que ese crimen no comenzó hoy. No comenzó en 2016, tras la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y las FARC-EP. Tampoco lo origina la irrupción de las insurgencias armadas en la década de los años sesenta. Podría llevarse todavía más atrás, una masacre prolongada por décadas. Para algunxs de nosotrxs, que vivimos en el cono sur, las diferentes capas de violencia que atraviesan la guerra irregular en Colombia nos enrostran formas del terror contemporáneo que por momentos tocan lo incomprensible. ¿Cómo acercar esa experiencia para que nos afecte y a la vez no quede mistificada en el horror, aislada de otras relaciones de poder? Necesitamos comprender cómo se expanden y toman forma específica las tecnologías del poder que se ponen en juego en el terror contemporáneo. Sabemos de la responsabilidad del Estado colombiano, que como dice un periodista, es uno de los últimos Estados oligárquicos, con la clase dominante más sangrienta del hemisferio dispuesta a pagar cualquier costo, por mantener y profundizar el modelo neoliberal-rentista-extractivista que la sustenta.
¿Cómo afrontar tanta violencia [estatal, paramilitar, extractivista] sin inmovilizarnos? La interrogante por los asesinatos, desapariciones y desplazamientos forzados es hoy una pregunta forzada. Nos obliga a interrogarnos por algo que deberíamos saber, pero que sin embargo, se diluye en una amnesia colectiva impuesta. Una interrogante permanente frente a un crimen masivo permanente, puede ser tal vez uno de los modos de sincronizar con el pulso de la urgencia.
El horror silenciado de Colombia comienza a hacerse escuchar. Nos obliga a recalibrar y a preguntar si es posible pensar en Latinoamérica como un continente en paz. Y a la vez cuáles son los umbrales de violencia que toleran nuestras democracias representativas como régimen formal. Pensamos la necesidad de una solidaridad internacional que no tiene una forma prediseñada, la solidaridad no como algo dado o que se da, sino como una incógnita a resolver en la acción conjunta. Como un modo de resaltar la fuerza de una suma que dice No+, de sumarnos para actuar juntxs. Convocamos a una acción gráfica desde una pregunta que combata la inmovilidad, que nos lleve a multiplicar los motivos de la lucha desde distintas latitudes:

Colombia, ¿Cuales son los silencios de la de la democracia?

CONVOCATORIA INTERNACIONAL DE ARTE POR CORREO

Dirigida a artistas, colectivos, aficionados, interesados, sin límite de edad.
Agradecemos apoyo en la difusión y esperamos nuevamente el apoyo y participación de todxs

Bases:

1 – Cada artista o colectivo puede enviar la cantidad de un número ilimitado de imágenes

2 – La realización alcanza todas las técnicas de la gráfica contemporánea, incluyendo impresión digital, técnicas combinadas, etc.

3 – Formato de la obra: Tamaño A4, resolución 300 dpi . Blanco y negro. Las obras que no cumplan estas medidas no serán admitidas.

4 – Las obras deben enviarse mediante correo electrónico a redcsur@gmail.com Adjuntando ficha completa de datos del autor o colectivo:

Nombre colectivo u autor/a
País y ciudad
Correo electrónico
Título
Técnicas empleadas
Año

5 – Las obras formarán parte de acciones y muestras itinerantes diversas y serán difundidas en medios sociales, impresas, fotocopiadas, etc.

6 – Envío de obra: Permanentemente, hasta que haya verdad, justicia, reparación y no repetición.

7- La presentación de las obras a ésta convocatoria implica la aceptación de las presentes bases.

8- Cada artista recibirá un catálogo digital a fin de promover la difusión y muestras itinerantes diversas.

Hacia una convocatoria situada. Apuntes para pensar el contexto colombiano actual y la necesidad de la acción colectiva

Comunicar el conflicto armado colombiano a nivel nacional e internacional

Las eficaces estrategias de corrupción, tanto jurídicas, como diplomáticas, políticas y mediáticas de los sectores más recalcitrantemente autoritarios de la oligarquía dominante en Colombia, para dominar, exterminar, e, incluso, negar, la existencia del conflicto armado interno, han sido uno de los factores que ha padecido la gente que ha luchado desde siempre por la justicia y ha reivindicado directamente los derechos humanos, para dar a conocer tanto dentro del país como fuera de éste la complejidad, magnitud y degradación de la guerra de baja intensidad que ha vivido Colombia en las últimas seis décadas. A esto se suma la pugnas fragmentación de algunos movimientos y organizaciones comprometidas con la defensa del derecho a la vida y a la oposición política.

En este contexto, la campaña gráfica debería apuntar a divulgar no sólo las estadísticas de los atroces impactos directos de la guerra (masacres, asesinatos selectivos y sistemáticos, desapariciones forzadas, tortura, secuestro, violaciones, desplazamiento forzado, despojo de tierras, etc), sino a humanizar, dar rostro concreto, a todas estas formas de violación a los Derechos Humanos, dando contexto histórico a las causas y orígenes de la guerra.

Algunos enlaces que se pueden consultar:

Estadísticas del conflicto armado en Colombia. Centro de Memoria Histórica

CIFRAS. Los registros estadísticos del conflicto armado colombiano. Centro de Memoria Histórica

Cifras unidad de víctimas. Red Nacional de Información

Aportes para comprender el conflicto armado en Colombia. Puesta pedagógica basada en el ensayo de Javier Giraldo S.J. Para la Comisión Histórica sobre el origen del Conflicto y sus Víctimas. Colectivo de Abogados.

De la rebelión a la paz. Conferencia de Javier Giraldo S.J.

“Impunity” de Juan José Lozano y Hollman Morris (2010) documental sobre el conflicto colombiano

10 documentales entender el conflicto colombiano. Pacifista!

Conceptos sobre la desaparición forzada de personas: Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda

Dar legitimidad/dignidad/empatía/ con los proyectos de vida de líderxs, defensorxs de DDHH y excombatientes, todxs en condición de amenaza.

El derecho a la ciudadanía política plena, en Colombia, está articulado a un sistema de exclusiones sociales propio del orden político oligárquico que impera en el país. En este contexto, el ejercicio de la política es un privilegio de clase. Tanto el Estado como los problemas públicos y, principalmente, el derecho a la propiedad, son objeto de un estrecho círculo social que, en el nivel regional y nacional, monopoliza el bien común, convirtiéndolo en una trama de intereses privados y de asuntos corporativos. A esta estructura histórica de larga duración, desde los años cincuenta, se suma la doctrina de seguridad nacional y la ideología de la contrainsurgencia, a partir de la cual sistemáticamente se criminalizan y deshumanizan las iniciativas políticas populares, subalternas o disidentes. Los liderazgos políticos surgidos en lugares sociales diferentes al del reducido circuito de las fracciones dominantes, fácilmente se deslegitiman socialmente y se encubren con el manto de narrativas policiales que estigmatizan la rebeldía dentro de los medios de comunicación masiva, y en absolutamente todas las instancias políticas, culturales y sociales. En este contexto general, la campaña gráfica debería apuntar a dar legitimidad, dignidad, y a construir relatos empáticos con los líderes populares, los defensores y defensoras de los Derechos Humanos y excombatientes, que desde julio de 2017, en el marco del proceso de paz, cumplen su palabra dejando las armas, para iniciar proyectos productivos, pedagógicos y políticos, apostándole a la paz.

Algunos enlaces que se pueden consultar:

El mapa de la vergüenza, en tres meses, 120  líderes sociales han sido asesinados en Colombia. El Tiempo

Colombia: en dos años 282 líderes sociales y defensores de derechos humanos fueron asesinados. Defensoría del Pueblo Colombia

Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado

Informe Conjunto Especial de Derechos Humanos “Todos los
nombres, todos los rostros, sobre las situación de lideresas y líderes sociales, de defensoras y defensores de derechos humanos y de excombatientes de las FARC-EP y sus familiares en los territorios”

Crónicas del despojo – Comunidad El Porvenir (video)

“Larga vida a los hombres y mujeres líderes sociales y defensores de derechos humanos” Comisión de la Verdad, Primer Diálogo por la No Repetición

Informe: ¿Cuáles son los patrones? Asesinato de líderes sociales en el Post acuerdo

Diálogos CINEP 2019 ¿Cuáles son los patrones? asesinato a líderes sociales

Banco de datos de DDHH y violencia política CINEP:

Proyecto Colombia Nunca Más

Casa de acogida, de la CCNPB, a Líderes, lideresas y defensorxs de DDHH en condición de amenaza

Confrontar el negacionismo histórico de la sociedad colombiana

Uno de los aspectos más complejos del conflicto armado colombiano es la amnesia colectiva producida por la conjunción de una intrincada trama de variables políticas y sociales, vinculadas directamente con la guerra. Así, en realidad, las discusiones sobre la memoria histórica del conflicto armado interno son, en el fondo, debates sobre la continuidad de las políticas del olvido que han imperado de forma continua y regular desde al menos el Frente Nacional (etapa de 16 años, que inicia en 1958 y termina en 1974, en el que los dos partidos políticos tradicionales -el Liberal y el Conservador- monopolizaron el ejercicio de la política, excluyendo a cualquier otra organización política). A las poderosas organizaciones policivas y militares que controlan el orden social, se suma el débil impacto de las raquíticas instituciones de la memoria de origen público, privado o popular (universidades, centro de investigación, museos, archivos, etc). El ejercicio de la ciudadanía política se realiza a partir de un presente pulsional y mediático, y de unas narrativas colectivas administradas desde imaginarios machistas, racistas y clasistas. En este contexto, el negacionismo histórico no sólo es una arma política de la ultraderecha, sino una atmósfera que continuamente disuelve los datos empíricos que demuestran la guerra en su conjunto así como los inhumanos impactos particulares que ésta tiene en los contextos regionales. Los sectores más conservadores niegan desde la Masacre de las Bananeras (acaso la única masacre conocida internacionalmente a partir de la obra de Gabriel García Márquez), hasta el estatus político de los ejércitos insurgentes o guerrillas, pasando por cada uno de los innumerables crímenes cometidos contra la sociedad por la fuerza pública y los paramilitares.

Red Colombiana Lugares de Memoria

Negar lo evidente. Columna de Joaquin Robles

Entre el negacionismo y el revisionismo del pasado violento. Columna de Alejandro Castillejo

Colombia y el negacionismo histórico y coyuntural. Columna de Maureén Maya S

Derechización y negacionismo histórico. Editorial Revista CEPA

Hay una evidente intención de reconstruir la memoria por la vía del negacionismo. UN Periódico Universidad Nacional de Colombia

Maria Tila Uribe Reflexiones sobre la masacre de las bananeras

Nuestro murmullo será ensordecedor: ABORTO LIBRE YA!

Gala Abramovich (5)

Fotografía: Gala Abramovich / marcha por el Aborto legal seguro y gratuito / 8A, Buenos Aires

El pasado 8 de agosto, el senado argentino rechazó el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. 38 senadoras y senadores (contra 31) se opusieron a que el aborto sea legal, seguro y gratuito, que ya contaba con media sanción de la cámara de diputados. 38 senadorxs, y a través de ellxs, el Estado argentino, se opusieron de esta manera, a aceptar la decisión de cada persona y de cada mujer sobre su cuerpo y sobre su vida; se opusieron a garantizar condiciones dignas para esa decisión, se opusieron a proteger a cada persona y a cada mujer que ellxs representan. De esta manera ratificaron la responsabilidad directa del Estado en las muertes y padecimientos que conlleva la ilegalidad y la precariedad impuestas; ratificaron una política estatal de desigualdad y de marginalización; ratificaron un Estado excluyente y exclusivo; ratificaron un Estado dependiente, dependiente de creencias religiosas, dependiente de cúpulas eclesiásticas; ratificaron un Estado arcaico; ratificaron un Estado patriarcal y machista; ratificaron un Estado que no queremos, un Estado que no constituimos y que no nos constituye.

Muchas de las alocuciones que precedieron la votación pusieron de manifiesto no ya diferencias ideológicas ni de diferencias en las concepciones de política estatal que pueden ser debatidas en el marco de un senado, sino un cuerpo representacional caracterizado por la necedad, la ignorancia, la negación y, peor aún, caracterizado por criterios confesionales de una minoría: la del integrismo religioso que se propaga y extiende de manera preocupante su poder político y económico en la región.

La jornada de votación del proyecto de ley IVE en el senado argentino evidenció un desfase abismal entre dos cuerpos: el cuerpo representacional dentro del recinto y el cuerpo político fuera de él, el de las luchas y fuerzas que preceden y postceden al 8 de agosto y que sobrepasan los límites nacionales.

Constituyéndose como parte de esas fuerzas, la RedCSur, abre aquí un espacio de visibilidad para testimonios y aportes de distintos puntos del continente, para continuar pensando y afirmando las luchas por el aborto y el irreversible avance de su despenalización social, porque el fallo no fue solo un fallo para la Argentina, si no un mensaje para toda la región.

De Argentina, compartimos la intervención  en el debate parlamentario de la socióloga Nayla Vacarezza, quien además se ha especializado en los cruces entre arte y activismos por el derecho al aborto. El texto Escuchen el murmullo de esta revolución plantea la necesidad de volver inteligibles la distintas y heterodoxas formas de sentir con respecto al aborto que hasta hace poco tiempo carecían de expresión pública, y busca desnaturalizar la codificación del aborto como una experiencia exclusivamente traumática. El texto está acompañado de la imagen de la ola feminista del colectivo Mela Rebalsa.

Incluimos también el texto Nos tienen miedo de Verónica Gago, escrito desde el pulso de la masiva manifestación del 8 de agosto en Buenos Aires. El texto revive la jornada histórica mostrando cómo la fuerza feminista en las calles hizo temblar la jerarquía entre lo público (en tanto espacio masculino de deliberación y acción política) y lo privado (como confinamiento doméstico femenino) que resguarda el orden patriarcal, trastocando las cartografías políticas y dejando en evidencia los síntomas de un habla senatorial que vio amenazados sus pactos y privilegios. Un texto imprescindible para replicar la fuerza política de un movimiento que no cede ante una clase política sorda y que da la espalda a la calle, de un movimiento que llegó para quedarse. El texto está acompañado por imágenes de la fotógrafa argentina Gala Abramovich. 

Desde el contexto chileno, donde en la última marcha del 25 de julio, tres mujeres fueron apuñaladas y  grupos antiaborto desplegaron un lienzo pidiendo la esterilización de mujeres y derramando sangre animal en la vía pública, incluimos la Declaración de distintas organizaciones feministas contra dichas agresiones y el texto El momento del aborto libre, de Karen Glavic. Este texto piensa las temporalidades de la lucha por el aborto y se propone pensar el reclamo por el aborto libre como una chance de correr el cerco de lo posible que ha delimitado lo político durante la posdictadura neoliberal en Chile, al apostar por “un proyecto de desmercantilización de la sociedad, que también pueda ser una recuperación de los cuerpos que nunca es totalmente individual”, como pide la política liberal.

Sumamos también el texto La polémica en torno al aborto y el derecho a la salud en México de las investigadoras mexicanas Lucía Melgar y Susana Lerner, quienes  a partir del caso de Martha Patricia Martínez, que en 2016 fue condenada en por haber tenido un aborto espontáneo en la ciudad de Veracruz, revisan críticamente la discusión por la legalización del aborto en México, sistematizando el marco de las propuestas pro-derechos y anti-derechos, que se reitera en los debates que atraviesan a buena parte de los países de América latina y el Caribe. El texto está acompañado por una serie de imágenes de Monica Meyer y Maris bustamante de movilizaciones por el aborto de los años ochenta e imágenes de marchas actuales y por fotografías de Katia Flores.

Incluimos también el texto“La verdad de la violación en los servicios de aborto legal en Brasil”de Debora Diniz, Vanessa Canabarro Dios, Miryam Mastrella y Alberto Pereira Madeiro. A partir de una serie de entrevistas a profesionales de la salud, el texto muestra cómo  la atención a los casos de aborto que acuden a la causal de la violación,  pone en juego todo un peritaje, sostenido en regímenes de sospecha y economías morales, que exhiben el plegamiento del poder médico al poder policial. El artículo muestra como este peritaje produce un modo de subjetivación de las mujeres como víctimas, como ratificación última de la verdad de la violación. 

 

#8A Lucha por el derecho al Aborto en Argentina

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

El 6 de marzo de 2018 tomó estado parlamentario, por primera vez, el proyecto de ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo propuesto por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que impulsa la promulgación de la ley desde hace 13 años. Aunque la Argentina está hoy bajo un Gobierno de derecha neoliberal que precariza las vidas de los sectores más vulnerables de la población y, en especial, las de las mujeres, un histórico, heterogéneo y vigoroso movimiento de mujeres, lesbianas, personas trans y varones anti-patriarcales, se ha tomado las calles en una inmensa marea verde para hacer visible el reclamo, logrando una transversalidad política inédita, desde abajo hacia arriba, con gran protagonismo de las generaciones más jóvenes. Luego de meses de discusión (15 jornadas, 724 exposiciones ante diputados y diputadas de las comisiones) el proyecto presentado –que despenaliza el aborto en la semana 14, se opone a la objeción de conciencia de instituciones de salud y promueve la producción pública de misoprostol– tuvo media sanción en la cámara de diputados. Para que se convierta en Ley, todavía falta la media sanción de la Cámara Alta, en donde el debate parlamentario alcanzó altos niveles de controversia entre entre quienes apoyan la ley y los sectores conservadores, opuestos a toda evidencia científica y al paradigma de derechos consagrado por los organismos internacionales de algunos de los argumentos expuestos. 

EL 8 de Agosto, se debate el proyecto de ley en la cámara del Senado. 

¡EL #8A todxs a la calle para exigir ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO! 

 

ABORTO LIBRE

Contra la clandestinización y la desigualdad, por la autodeterminación de los cuerpos.

Este 25 de julio de 2018 se realiza, por 6to año consecutivo, una jornada de movilizaciones en todas las ciudades de Chile para exigir aborto libre, legal, seguro y gratuito. Hace casi un año, en agosto de 2017, el Congreso chileno aprobó la ley que permite la interrupción del embarazo en tres causales: inviabilidad fetal, riesgo de muerte de la mujer y en casos de embarazo producto de violación, dejando así de ser uno de los países que penalizan el aborto en todos los casos. Pero esto no fue, ni es, suficiente. El movimiento feminista vuelve a salir a las calles para exigir el derecho al aborto, reivindicación que hoy también está en pugna en la sociedad argentina.

En el marco de las luchas del movimiento feminista latinoamericano por el aborto libre, desde la RedCSur apoyamos, acompañamos y difundimos distintas activaciones que se están realizando en diferentes puntos del continente.

Frente a la histórica situación en que el aborto clandestino se ve agravado por condiciones de desigualdad social y ante la necesidad de situar el aborto como un problema de salud pública que interpela a toda la sociedad, nos interesa dar cuenta de una heterogeneidad de prácticas, discursos e interrogantes que se diseminan a lo largo del continente. Pulsa en estas experiencias la premura de sacar la práctica del aborto de la penalización legal y social en que hoy se encuentra subsumido. Junto con ello, la certeza de que luchar por su despenalización y legalización es luchar en contra de la desigualdad y del mandato a la maternidad obligatoria. Es saber que la exigencia al Estado no reemplaza la lucha por las políticas de socialización de la información y por la práctica autónoma  e histórica de mujeres que han abortado y seguirán abortando, tal como dicen en Chile: con las amigas y en la casa (como se viene realizando históricamente en distintos territorios con productos como el misoprostol, por ejemplo).La lucha por el aborto es una lucha transversal y abierta. Es oponerse y transformar las violencias del sistema médico, que no se erradican con una ley, es la necesidad de defender y visibilizar la heterogeneidad de los cuerpos gestantes, para que no se generen más exclusiones y se escuchen las necesidades de hombres trans, es dar batalla al avance dramático del integrismo religioso (evangélico y católico) en la clase política de la región, es concebir nuevas/otras formas de una educación sexual no sexista y laica.

Hoy las feministas en Chile, declaran: no bastan tres causales, la maternidad será deseada o no será.

La RedCsur se suma a su lucha y a las de toda la región.

No a la impunidad

 

La Red Conceptualismos del Sur manifiesta su repudio al avance de la impunidad sobre los delitos de lesa humanidad que está teniendo lugar en Argentina bajo el gobierno de Mauricio Macri.

El pasado tres de mayo la Corte Suprema de Justicia argentina, decidió por mayoría de tres votos contra dos, beneficiar la reducción del cumplimiento de las penas de prisión por delitos de lesa humanidad a Luis Muiña quien fue juzgado y condenado a 13 años de prisión por secuestros, torturas y desaparición contra trabajadores del Hospital Posadas durante la última dictadura (1976-1983). Esta decisión de la Corte Suprema representa claramente un retroceso en las garantías democráticas ganadas socialmente y apunta a abrir resquicios para el avance de la impunidad de genocidas.

Un primer aspecto a señalar es que dos de los jueces que votaron a favor del fallo, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, fueron designados por decreto de Mauricio Macri en el año 2016. Aunque el nombramiento por decreto fue considerado inconstitucional, ambos jueces fueron luego refrendados por el Senado por mayoría de votos que incluyeron tanto al oficialismo como a la oposición. La corte basó el fallo que reduce las penas de genocidas, en la ley 24.390, conocida como el beneficio 2×1, que originalmente, tenía como objetivo favorecer a personas sin sentencia firme que se veían en situación de prolongar su encierro ante la dilación de los procesos judiciales, incrementando al mismo tiempo, la sobrepoblación de las cárceles argentinas. Esta ley, vigente entre los años 1994 y 2001 y actualmente derogada, es la que los jueces de la Corte Suprema intentaron utilizar para beneficiar a los genocidas.  Esta medida encontró una rápida respuesta en el cuerpo social: el parlamento aprobó como medida de urgencia una ley que prohíbe la aplicación del beneficio del 2×1 a genocidas y lo más importante, la impunidad fue masivamente repudiada por la fuerza de una movilización en las calles.

Como han señalado diversas organizaciones de derechos humanos, este fallo, por sus consecuencias, encuentra continuidad en los decretos promulgados por el presidente Carlos Menem entre 1989 y 1990, que indultaron a militares y civiles condenados por sus crímenes durante la dictadura;  prolonga también la impunidad que sellaron, incluso antes, las leyes de Obediencia Debida (1986) y Punto Final (1987) del presidente Raúl Alfonsín.

Este no es un hecho aislado en el actual gobierno argentino y de manera más amplia muestra cómo las renovadas políticas neoliberales buscan desmantelar derechos y conquistas sociales así como las luchas que las produjeron. Para ello, no se duda en recurrir al que está siendo uno de los instrumentos más efectivos de los gobiernos de derecha en la región (como ha mostrado emblemáticamente el caso de Brasil): el Poder Judicial. Otros hitos recientes buscan poner en cuestión y revertir una serie de logros asentados por años de lucha de las organizaciones de derechos humanos en las calles, dejando ver una trama de complicidades entre el oficialismo político-económico, los medios de comunicación, el poder judicial y las autoridades de la Iglesia Católica. El más inmediato, es el renovado llamado a la “reconciliación” de dicha iglesia, institución que ha sido caracterizada por sus complicidades con la última dictadura en Argentina. La cúpula de la Iglesia Católica convoca a familiares de víctimas de terrorismo de Estado y también de represores, para fomentar la reconciliación, reactivando así la lógica de simetría y de guerra con que la teoría de los dos demonios codifica la violencia sistemática ejercida por el Estado sobre la población. Pero también es posible sumar otros hitos: la suspensión de la investigación sobre las crímenes económicos cometidos por civiles durante la dictadura, las sucesivas declaraciones negacionistas de altos funcionarios del gobierno, como el propio presidente Macri y su ex-ministro de Cultura Darío Lopérfido, que en diferentes ocasiones pusieron en duda el número de 30.000 detenidos-desaparecidos durante la última dictadura, el intento de declarar movible el feriado del 24 de marzo,  fecha en que la sociedad argentina en su conjunto rememora el golpe de Estado de 1976, o la reunión del secretario de derechos humanos, Claudio Avruj, con representantes del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Vìctimas (CELTYV), una asociación que reclama la libertad de los represores. Gestos que parecían estar anticipados por la editorial del Diario la Nación del 23 de noviembre de 2015 titulada “No más venganza”, que anunciaba que la elección de un nuevo gobierno era el “momento propicio para terminar con las mentiras sobre los años 70 y las actuales violaciones de los derechos humanos”.  Las tentativas de deslegitimación de la historia, la homogeneización de reclamos de las víctimas del terrorismo de estado y los familiares de los represores, la “legitimación democrática” de hechos o actos antidemocráticos, los avances en el resquebrajamiento del tejido social que significa no reconocer crímenes de lesa humanidad y la naturalización de la impunidad parecen ser, entre otros, motivos persistentes del actual gobierno argentino y forman parte del repertorio de (nuevos) discursos neo-liberales democráticos.

La RedCSur, repudia estos hechos, y manifiesta su apoyo a las organizaciones de derechos humanos de Argentina, exigiendo que se respeten sus reclamos (que son los de todxs nosotrxs); reclamos que históricamente han logrado sentar antecedentes para toda la región en materia de juicios a genocidas y de políticas de la memoria. Consideramos que los delitos de lesa humanidad  no pueden, bajo ninguna excepción, ser indultados, sobre todo teniendo en cuenta que, en Argentina continúan vigentes mientras no se esclarezca dónde están los cuerpos de los desaparecidos y cuál fue el destino de los hijxs apropiadxs. Hechos como este nos alertan sobre la posible reversibilidad de logros políticos alcanzados en los últimos años y son un llamado a afinar la imaginación colectiva y a reforzar las estrategias.

Por todas estas razones pronunciamos un rotundo NO a la impunidad. NO a la impunidad de los genocidas, NO a toda forma de impunidad jurídica, económica y social. Es así que nos sumamos al grito de Las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, de otras organizaciones de derechos humanos y al de la sociedad en su conjunto :

No perdonamos. No nos reconciliamos. Contestamos el negacionismo neoliberal. Pedimos cárcel común y perpetua a los genocidas.

RedCSur, 10 de mayo 2017