Carta Abierta al Presidente Iván Duque Márquez de Académicos del mundo y de Colombia

La Red Conceptualismos del Sur expone la carta abierta al Presidente de Colombia Iván Duque Marquéz, con el fin de visibilizar la situación de persecución, amenaza y asesinato a líderes y lideresas sociales. Los académicos de Colombia y del resto del mundo reclaman al gobierno Colombiano la falta de reconocimiento y acción.

*Carta em português abaixo

Bogotá, D. C., Colombia, 21 mayo de 2019

Señor
Iván Duque Márquez
Presidente de la República de Colombia
Carta Abierta

Académicos de Colombia y del mundo, miramos con gran preocupación los
acontecimientos relacionados con las amenazas, persecuciones judiciales, y asesinatos de líderes y lideresas sociales, de excombatientes, así como defensores y defensoras de derechos humanos y del medio ambiente en Colombia. De acuerdo con el Centro de Investigación y Educación Popular, CINEP/Programa por la paz, en 2018 dentro de la categoría de violencia política, se perpetraron 648 asesinatos, 1151 casos de amenaza de muerte, 304 lesionados, 48 atentados, 22 desapariciones forzadas, tres agresiones sexuales y 243 detenciones arbitrarias. En lo que va corrido de 2019, han sido asesinados al menos 62 líderes sociales.

Frente a estos hechos, nos declaramos indignados por la falta de reconocimiento de esta situación por parte del gobierno y reclamamos acciones de fondo que eviten este continuo y sistemático derramamiento de sangre, así como nuevos sucesos lamentables como el atentado ocurrido el 4 de mayo contra Francia Márquez y otros líderes y lideresas del norte del Cauca.

Observamos que, desde los lugares de poder gubernamental y los medios de comunicación, se incita a una escalada de odio y violencia que rompe la poca paz alcanzada, pero aún más, como señala Daniel Pécaut (2001), se declara una guerra contra la sociedad.

A lo largo de nuestros trabajos académicos sobre las dinámicas locales, regionales e internacionales, advertimos que los territorios de interés geopolítico se convierten en foco que propicia la escalada de conflictos por expansión extractiva. Hemos planteado vínculos perversos entre fuerzas legales e ilegales para expulsar a las poblaciones de sus territorios, evidenciando las mismas relaciones expuestas por académicos como Sassen (2015), Harvey (2004), Escobar (2014), el analista de defensa Herold (2007), entre otros, sobre la expulsión, el vaciamiento y la desposesión de territorios, para el avance de la acumulación a gran escala de los proyectos extractivos.

En el caso de Colombia se advierte esta situación en relación con la política económica que promueve las medidas extractivas como eje de desarrollo, lo cual incentiva y facilita que sectores de poder que representan intereses diversos copen los territorios, instalándose una escalada de asesinatos contra líderes y lideresas quienes defienden los derechos de los pueblos y las comunidades locales. Es una realidad de tiempo atrás, pero que se presenta con mayor impacto a partir de la firma de los acuerdos con las FARC – EP desde 2016, en contraposición con los propósitos de la paz territorial esperada.

Lo anterior permite inferir que la causa de amenazas y asesinatos se relaciona con intereses de varios sectores en los territorios en que se proyectan actividades extractivas a gran escala, lo cual coincide con las versiones en procesos de justicia transicional, esclarecimiento de la verdad, y en Sentencias de la Corte Constitucional, como la del Alto Andágueda, que llevan a deducir la relación de vulneración de derechos humanos con estas
actividades.

Frases recurrentes en los mensajes amenazantes como: “acabar con cualquiera que se interponga al desarrollo en el país”, ubica a los pobladores como objetivo militar, porque son muchos de ellos representados por sus líderes y lideresas quienes se oponen a los proyectos extractivos, buscando evitar impactos negativos en ecosistemas y poblaciones.

Por lo mismo, nos llama la atención el abandono tanto de las instituciones del Estado como de la gran prensa, frente a este fenómeno de amenazas, persecución judicial y asesinatos, pero al mismo tiempo, no dudan en señalar y estigmatizar la protesta social, las actividades de liderazgo social y la oposición a las políticas de gobierno.

Resulta preocupante que sólo hasta cuando se atenta contra Francia Márquez, una lideresa reconocida internacionalmente y premio Goldman, quien se encontraba con un destacado grupo de líderes, hecho que trascendió internacionalmente, usted se pronuncie como gobernante. Su gobierno no nos permite entender cuáles son los esfuerzos para responder a esta grave crisis; observamos que las medidas hasta ahora tomadas son insuficientes y se limitan a esquemas de seguridad precarios y a una búsqueda, las más de las veces infructuosa de los autores materiales, sin indagar el fenómeno en su integralidad, para reconocer los autores intelectuales y los sectores que están detrás de esta estrategia de despojo y exterminio.

Como académicos le pedimos que, en su calidad de jefe de gobierno ordene abrir una investigación profunda, transparente y de cara al mundo, que muestre lo que verdaderamente ocurre frente a estas circunstancias que nos enlutan a diario.

Al mismo tiempo, dada la falta de acción de su gobierno y la magnitud del problema, consideramos necesario y urgente que entidades internacionales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, organicen comisiones de verificación e investigaciones de fondo sobre el particular, para que podamos tener información veraz que permita prevenir nuevos casos y hacer justicia para los hechos ya ocurridos.

De su parte esperamos que reconozca que estamos en un momento histórico en el que es posible cambiar el rumbo de la economía nacional y de la política social, por una opción de protección de la vida y del medio ambiente con réditos traducidos en buen vivir para las generaciones venideras.

Lo invitamos a que responda abiertamente a esta carta y nos cuente cuáles han sido los avances y decisiones para evitar este derramamiento de sangre y cuáles las nuevas medidas para esclarecer esta dolorosa e inaudita situación humanitaria. A la espera de su respuesta, los abajo firmantes le seguiremos apostando a la paz mundial, a la paz territorial integral,
una paz anhelada en cualquier lugar del mundo y en esta Colombia sufrida.

Português

Bogotá, D. C., Colômbia, 21 maio de 2019

Senhor
Iván Duque Márquez
Presidente da República da Colômbia

Carta Aberta

Acadêmicos da Colômbia e do mundo assistimos com grande preocupação os acontecimentos relacionados com as ameaças, perseguições judiciais e assassinatos de lideranças sociais, de ex-combatentes, assim como defensores e defensoras dos Direitos Humanos e do meio ambiente na Colômbia. De acordo com o Centro de Investigación y Educación Popular, CINEP/Programa por la paz, em 2018 foram perpetrados, sob a categoria de violência política, 648 assassinatos, 1151 casos de ameaça de morte, 304 feridos, 48 atentados, 22 desaparecimentos forçados, três agressões sexuais e 243 detenções arbitrárias. Até agora, em 2019, foram mortas pelo menos 62 lideranças sociais.

Diante desses fatos, nos declaramos indignados pela falta de reconhecimento desta situação por parte do governo, e reclamamos ações de fundo que evitem esse contínuo e sistemático derramamento de sangue, assim como novos acontecimentos a lamentar, como o ataque ocorrido no passado 4 de maio contra Francia Márquez e outras lideranças do norte do Cauca.

Notamos que nos lugares de poder governamental e da mídia tem aumentado a incitação ao ódio e à violência que acaba com a pouca paz alcançada; e além, como apontado por Daniel Pécaut (2001), uma guerra é declarada contra a sociedade.

Ao longo de nosso trabalho acadêmico a propósito de dinâmicas locais, regionais e internacionais, alertamos que os territórios de interesse geopolítico tornam-se um foco que promove a escalada de conflitos pela expansão extrativista. Nós já notamos que há vínculos perversos entre forças legais e ilegais para expulsar populações de seus territórios, evidenciando as mesmas relações expostas por acadêmicos como Sassen (2015), Harvey (2004), Escobar (2014), o analista de defesa Herold (2007), dentre outros, sobre a expulsão, esvaziamento e desapropriação de territórios, para o avanço da acumulação em grande escala de projetos extrativistas.

No caso da Colômbia, esta situação pode ser observada na política econômica que promove medidas extrativistas como eixo de desenvolvimento, o que incentiva e facilita que setores de poder que representam interesses diversos dominem os territórios, gerando um aumento de assassinatos de lideranças que defendem os direitos dos povos e das comunidades locais. Mesmo sendo uma realidade anterior, tem apresentado um maior impacto a partir da assinatura dos acordos com as FARC-EP desde 2016, de forma contrária aos propósitos esperados da paz territorial.

 O acima exposto permite inferir que a causa das ameaças e assassinatos está relacionada com interesses de vários setores nos territórios em que atividades extrativas em grande escala são projetadas, o que coincide com as versões nos processos de justiça transicional, esclarecimento da verdade, e Sentenças da Corte Constitucional, como a do Alto Andágueda, que levam a deduzir a relação entre a vulneração dos Direitos Humanos e estas atividades.

Frases recorrentes nas mensagens de ameaça como: “acabar com todo aquele que se interponha ao desenvolvimento no país”, coloca a população como objetivo militar, porque muitos deles, representados por suas lideranças, os que se opõem aos projetos extrativos, buscando evitar impactos negativos nos ecossistemas e populações.

Por essa razão, nos chama a atenção o abandono tanto das instituições do Estado como da grande imprensa diante deste fenômeno de ameaças, perseguição judicial e assassinatos; e que ao mesmo tempo não duvidam em apontar e estigmatizar o protesto social, as atividades de liderança social e a oposição às políticas governamentais.

É preocupante que o senhor se pronuncie como governante somente após o atentado contra Francia Márquez, uma líder reconhecida internacionalmente, ganhadora do prêmio Goldman e que se encontrava com um destacado grupo de líderes; fato que transcendeu internacionalmente. O seu governo não permite compreender quais são os esforços para responder esta grave crise; observamos que as medidas até agora tomadas são insuficientes e se limitam a esquemas de segurança precários e a uma búsqueda, na maioria das vezes infructuosa, dos autores materiais, sem indagar no fenômeno em sua integralidade para assim reconhecer os autores intelectuais e os setores que estão por trás desta estratégia de desapropriação e extermínio.

Como acadêmicos, pedimos ao senhor, como chefe de governo, que ordene a abertura de uma investigação profunda, transparente e voltada para o mundo, que mostre o que realmente acontece diante dessas circunstâncias que nos vestem de luto diariamente.

Ao mesmo tempo, dada a falta de ação do seu governo e a magnitude do problema, consideramos necessário e urgente que entidades internacionais como a Human Rights Watch e a Anistia Internacional organizem comissões de verificação e investigações aprofundadas sobre o assunto, para que possamos ter informações verídicas que permitam prevenir novos casos e obter justiça diante dos eventos já ocorridos.

Da sua parte, esperamos que o senhor reconheça que estamos diante de um momento histórico em que é possível mudar o curso da economia nacional e da política social, para uma opção de proteção da vida e do meio ambiente com rendimentos traduzidos em bom viver para as gerações vindouras.

Convidamos o senhor a responder abertamente esta carta e a nos informar quais são os avanços e decisões para evitar esse derramamento de sangue e quais as novas medidas para esclarecer esta situação humanitária dolorosa e sem precedentes. Aguardando a sua resposta, os signatários continuaremos a apostar na paz mundial, na paz territorial abrangente, numa paz desejada em qualquer parte do mundo e nesta sofrida Colômbia.

Com cópia para: Sua Santidade o Papa Francisco. Human Rights Watch e Anistia Internacional.

En el marco de la intervención de la RedCSur en defensa del Archivo Juan Carlos Romero

Nuestro compromiso ético y nuestro esfuerzo político es defender la condición inalienable de los archivos (esto es, su integridad y su indivisibilidad), generando condiciones para la preservación y la socialización y disposición a la consulta de todo interesado, así como propiciando su inscripción local en donde acontecieron las experiencias de las que el archivo da cuenta, mediante alianzas con instituciones públicas comprometidas explícitamente con estos mismos principios.

Compartimos el registro audiovisual de la Intervención de la RedCSur en el stand de Walden Gallery en la feria ARCO de Madrid para hacer un llamado a la comunidad artística internacional ante la privatización y dispersión del Archivo Romero.

Creditos: Cecilia Barriga

Intervención de la RedCSur en el stand de Walden Gallery en la feria ARCO de Madrid en repudio a la venta del Archivo Romero, 27 de febrero de 2019.

Denunciamos la venta del archivo reunido a lo largo de su vida por el artista argentino Juan Carlos Romero (1931-2017) a un coleccionista privado en Estados Unidos a través de gestiones realizadas por el galerista Ricardo Ocampo (Walden Gallery).
El Archivo reúne un inmenso y significativo patrimonio no solo relevante para la historia del arte argentino y latinoamericano, sino también para su historia política, sindical y cultural. Desde el año 2011 trabajamos junto a Romero en la institucionalización de su archivo, con el compromiso de que éste no se disgregara y estuviera accesible al uso público en la Argentina, como el siempre defendió.
En 2014 se creó la Asociación Civil Juan Carlos Romero Archivo de Artistas para lograr resguardar, preservar y activar ese patrimonio común.
La venta al exterior del Archivo lo privatiza y sustrae del acceso público, deslocalizándolo y con el riesgo concreto de su dispersión.
La Red Conceptualismos del Sur hace un llamado a la comunidad artística internacional a impedir la privatización del Archivo Juan Carlos Romero y reclamar su constitución como acervo público en Argentina.

Para adhesiones está el siguiente formulario:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfSeMZqCmozxilZkMmzWbzVMfV9tpDRczR-jXXsQe_s8oEXNg/viewform?usp=sf_link

“Picos rojos”

RedCSur con “picos rojos” fue un acción colectiva de solidaridad con el movimiento feminista y contra la criminalización de la protesta en Nicaragua. La idea de labios pintados como signo de protesta surgió a inicios de octubre de la respuesta de una activista en un centro de detención en Managua. Ante la pregunta de a qué organización pertenecían, la socióloga y feminista Marlen Chow constituyó en el momento mismo de su respuesta una “Asociación de Mujeres Nicaragüenses Pico Rojo”, convirtiendo el lápiz labial en herramienta de politización. Ese gesto constituyente se propagó de inmediato por redes y espacios públicos en los que “picos (labios) rojos” empezaron a significar una posibilidad de rebelión –desafiante, feminista, queer– en un contexto de represión sistemática por parte del régimen de Ortega-Murillo.

Agitar la gráfica en la calle

En octubre de 2018 se dio la confluencia de dos acontecimientos que fortalecieron la reflexión y acción de las experiencias colectivas entre las prácticas artísticas, el agite militante de grupos del activismo y la interpelación política del espacio público.

Uno, fue la muestra colectiva de afiches Resistencias Tipográficas IV en el Centro Cultural de la Cooperación (CCC, Buenos Aires) con artistas que vienen trabajando la palabra desde la tipografía, permitiendo pensar un ámbito de encuentro, discusión y afectividad en la acción a través de la gráfica, conjugando distintas proveniencias y tradiciones en el oficio, con el fin de encontrarse y reconocerse con otros en medio de la feroz vorágine del actual gobierno neoliberal.

Y dos, fue el Encuentro por los 10 años de la Red de Conceptualismos del Sur (RedCSur) con más de treinta investigadorxs y activistas de América Latina y Europa, con el fin de repensar lo realizado en estos años y los próximos desafíos imaginados a través de la idea-fuerza: “Saberes insumisos, ecologías de la acción: futuros emergentes”.

El viernes 26 de octubre, luego de la charla pública en el CCC donde se presentaron los avances del proyecto “Giro Gráfico” con algunxs integrantes de la RedCSur, la propuesta fue salir a la calle junto a lxs artistas a pegatinear los afiches que estaban en la muestra, y otros que se fueron sumando para potenciar la acción con rodillos, pinceles y tachos de engrudo. Fuimos más de cincuenta artistas, investigadorxs y activistas con afiches en mano interpelando los sentidos expresados en la calle. La pegatina conjunta activó la palabra gráfica urgente entendiendo que para enfrentar las políticas del neoliberalismo la acción poético-política se construye a los gritos y luchando con alegría, como dicen los afiches: “La belleza está en las calles” y “La belleza es nuestra”.

Juan Pablo Pérez

Múltiple Romero. Muestralibro homenaje a Juan Carlos Romero

Presentación realizada en diciembre 2018 en La Tribu FM

Juan Carlos Romero fue un artista lúcido y comprometido que supo articular de manera poderosa los ámbitos del arte y la política. Archivista, militante, docente incansable, curador, editor de numerosas publicaciones de arte correo y poesía visual, “artista grupal” e impulsor de múltiples proyectos colectivos, Romero hizo de su práctica un territorio múltiple de activación poética y crítica desde donde incidir políticamente en el presente, en la apuesta por transformarlo. Organizó su archivo convencido de que no se trataba solo de guardar y conservar documentos, sino, sobre todo, de compartirlos y disponerlos para otrxs. El archivo le interesaba en su potencia insurgente, en su posibilidad de contribuir a la construcción de una memoria agitativa y rebelde.

La “muestralibro” fue uno de los muchos dispositivos colectivos que Romero proyectó y movilizó, como organizador y participante. Muestra gráfica colaborativa a la vez que publicación en fotocopias, suerte de archivo afectivo ambulante y artefacto expositivo que podía desplegarse en cualquier espacio, la “muestralibro” se articulaba como trama móvil que traicionaba los protocolos del sistema del arte y hacía pulsar, en la circulación descentrada y multiplicada de su cuerpo heterogéneo de imágenes y textos, una red de complicidades afectivas y políticas.

Sea esta muestralibro Múltiple Romero una apuesta por reactivar esas complicidades que Juan Carlos contribuyó a articular y sostener en los diversos proyectos que llevó a cabo con tantos otrxs artistas, como homenaje y abrazo colectivos a nuestro querido e imprescindible amigo.

Fernando Davis

Artistas participantes: Alejandra Bocquel, Alejandro Thornton, Adrián Levy, Amalia Pérez Molek, Ana Erman, Ana Longoni, Ana Maldonado, Andrea Cárdenas, Andrea Trotta, Andrés Garavelli, Ariadna Pastorini, Carlos Pamparana, Carolina Andreetti, Carolina Golder, Claudio Mangifesta, Clemente Padín, Corda-Doberti, Cristina Piffer, Daniel Oberti, Débora Kirnos, Diana Dowek, El Teatrito Rioplatense de Entidades, Elena Lucca, Escombros, Félix Torrez, Fernando Davis, Franc Paredes, G.R.A.S.A., Gabriel Sasiambarrena, Gabriel Serulnicoff, GAC, Gonzalo Crespo, Gustavo Larsen, Gustavo Lowry, Hilda Paz, Horacio Zabala, Hugo Masoero, Hugo Vidal, Iconoclasistas, Ivana Vollaro, Javier Del Olmo, Javier Sobrino, Jorge Pereira, José Luis Meirás, Juan Pablo Pérez, Las Esmeraldas, Laura Andreoni, Laura Kuperman, Leo Ramos, Leonello Zambon, Lucrecia Urbano, Luis Espinosa, Luis Felipe Noé, Luis Pazos, Luján Funes, Mabel Burel, Mabel Rubli, Mabel Temporelli, Marcelo Lo Pinto, María Rosa Andreotti, Milagro Torreblanca, M.O.C. (Museo del Objeto Contemporáneo), Mónica Christiansen, Natalia Revale, Norberto José Martínez, Pablo Drincovich, Paula Doberti, Paula Ferraresi, Pelusa Borthwick, Raquel Masci, Red Conceptualismos del Sur, Ricardo Roux, Roxana Villarino, Silvana Gerlo, Silvina Morris, Virginia Corda, Viviana Barletta.

Ante la grave noticia de la venta al exterior del Archivo de artistas Juan Carlos Romero

Gráfica de Lucía Bianchi y Silvana Castro en repudio a la venta del Archivo Romero enero 2019

Hoy, a comienzos de enero de 2019, nos hacemos eco de la alarmante noticia de que el Archivo del artista Juan Carlos Romero (1931-2017) ha sido vendido a una colección privada de arte latinoamericano situada en Nueva York,  por decisión de sus herederos (la viuda y los hijos de Romero) y a través de gestiones realizadas por el galerista Ricardo Ocampo. Esto implica que el archivo quedará privatizado, clausurado, sustraído del acceso público y deslocalizado del lugar donde fue constituido, por la porfiada, lúcida, persistente pasión de Juan Carlos Romero, quien durante toda su vida defendió la condición pública y abierta de su archivo. En un contexto en que las políticas de preservación, de cuidado y valoración de la documentación artística y política se encuentran en condiciones de precarización, abandono y desinversión, este descomunal y valiosísimo acervo, es mucho más que el archivo personal de un artista y de su obra, es un generoso e inigualable cúmulo de registros de las prácticas artístico-políticas y de la cultura material de una fracción importante del siglo XX en Argentina y América Latina. El archivo de Juan Carlos Romero es tremendamente relevante no solo para la historia del arte argentino, sino para la historia política, sindical y cultural del país. Incluye fondos documentales como la colección de afiches políticos argentinos y latinoamericanos, el fondo sobre el CAYC, sobre aspectos de la cultura popular (el mate, el tango, la muerte), o el fondo de folletos sindicales, que largamente exceden los límites del arte.

En un país como la Argentina, atravesado por una feroz crisis económica basada en el endeudamiento, evasión de capitales y expoliación generalizadas, repudiamos la fuga de  bienes comunes y capitales simbólicos. Buscamos que la gestión del capital económico, pero también cultural, afectivo, político, desarme la codificación entre lo público y lo privado para configurar situadamente, una política de lo común. Hoy, las formas de atesoramiento y acumulación no son solamente las de las grandes instituciones del norte global que buscan enriquecer colonialmente su patrimonio. Sino también las de mercenarios cuyo fin es encontrar un rendimiento a estos acervos, pues su radar es la especulación económica y simbólica, una brújula menos predecible, más difícil de rastrear y verificar.    

Desde la Red Conceptualismos del Sur trabajamos comprometidamente junto a Juan Carlos Romero, durante años, en la puesta en acceso público e institucionalización del Archivo Juan Carlos Romero a través de la constitución de una Asociación Civil, y sabemos que su deseo expreso era que su Archivo no se disgregara sino que se constituyera en un acervo de acceso abierto situado en la Argentina. Así, el Archivo Juan Carlos Romero fue un proyecto prioritario dentro de la política de archivos que la RedCSur viene impulsando en diversos puntos de América Latina, como el archivo de Clemente Padín en Montevideo o el archivo CADA en Santiago de Chile, por mencionar dos ejemplos. Esta alianza se remonta al Segundo Encuentro de la RedCSur (Centro Cultural Parque de España, Rosario, octubre de 2008), cuando Juan Carlos Romero fue invitado a presentar su archivo y se formalizó en el año 2011, cuando la RedCSur comenzó a trabajar formalmente en la constitución de la Asociación Civil que sentó las bases del archivo, y en el inventariado y mudanza de objetos y documentos a la sede que el propio Juan Carlos destinó a ese fin. Continuando con un trabajo de experimentación institucional, la propuesta fue crear una alianza de trabajo común junto a otras instituciones, tales como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y la Universidad Nacional de Tres de Febrero, que se integraron al proyecto cuando en 2014 se formalizó un convenio de colaboración cuatripartito (entre la Asociación Civil Juan Carlos Romero Archivo de Artistas, la Red Conceptualismos del Sur, el MNCARS y la UNTREF), a fin de crear una iniciativa conjunta que permitiera impulsar un marco de resguardo, preservación y activación del archivo basado en un acuerdo ético: la defensa de la integridad del archivo, su condición pública y accesible, su localización en el contexto donde ocurrieron las prácticas de las que da cuenta. En 2014 se inauguró la sede de la Asociación Civil Juan Carlos Romero Archivo de Artistas en Santiago del Estero 443, Ciudad de Buenos Aires, destinada a albergar el archivo y a constituirse en espacio de consulta e investigación. A diferencia de otras iniciativas de archivos impulsadas por la RedCSur, el Archivo Romero contaba con un espacio propio, lo que hacía posible que las distintas instituciones involucradas en el proyecto no lo absorbieran o lo subsumieran a su lógica de funcionamiento (y, por lo tanto, a sus criterios particulares de catalogación, inventario y sistematización del material, entre otras cuestiones), sino que se respetaran las lógicas emanadas por el propio archivo. Esto abrió la posibilidad de que el Archivo Romero se planteara como una experiencia única para ensayar proyectos con mayor autonomía institucional y se llegó a proponer el alojamiento de los archivos de otros artistas en su sede, una apuesta, incluso, presente en el mismo nombre de la Asociación Civil Juan Carlos Romero, que se presenta como un “Archivo de Artistas”. Durante estos años, la RedCSur trabajó, además, en la catalogación y puesta en acceso de distintas zonas del Archivo Romero, entre ellas, la Colección de Gráfica Política (compuesta por más de 2000 afiches y disponible en: http://archivosenuso.org/romero/cronologico) y parte de su Archivo personal.

Hacemos un llamado a la comunidad artística y cultural, a las distintas iniciativas de archivo, a las instituciones artísticas y universidades, a la sociedad civil, a pronunciarse y repudiar la venta y privatización del Archivo Juan Carlos Romero, dado que este valiosísimo patrimonio público queda en manos particulares, deslocalizado, inscripto en la lógica de una “colección de arte” y sujeto a la dispersión y a la inaccesibilidad.

Exigimos a los responsables de la venta del Archivo Juan Carlos Romero que se hagan públicas las condiciones de venta de un acervo del que, a la fecha, no existe un inventario completo. El archivo fue retirado de la casa de Santiago del Estero donde estaba radicado.  Necesitamos saber dónde se encuentra, cuál es su actual estado de preservación, si ha sido mantenido como cuerpo indivisible, tal como se estableció desde la Asociación Civil que lo resguardó durante los últimos años.

Apelamos a la  intervención del Estado Argentino por la vía de la protección del patrimonio cultural, para que asegure la radicación del archivo en el país. A la vez, hacemos un llamado a instituciones y archivos públicos que vienen disputando el terreno de la memoria y la cultura de izquierdas, más allá de los gobiernos de turno, para generar condiciones de institucionalidad que permitan acoger el archivo y reclamar su constitución como acervo público.

Proponemos que el archivo Juan Carlos Romero sea declarado patrimonio cultural, considerando su importante valor documental en relación con los procesos políticos y artísticos del siglo XX en Argentina y América Latina. Asimismo, nos comprometemos desde la RedCSur a colaborar activamente en:

  1. Continuar los procesos de catalogación/digitalización de zonas del archivo y su socialización a través del sitio web archivos en uso.
  2. Gestionar fondos para sostener proyectos sobre el archivo este tiempo de transición hasta que se logre su institucionalización en Argentina.
  3. Constituir el relanzamiento de la asociación civil “Archivo de Artistas Juan Carlos Romero” que acompañe y vele por la inalienabilidad del archivo, su preservación y socialización, favoreciendo su inscripción local.

Encuentro 10 años RedCSur: Saberes insumisos, ecologías de la acción y futuros emergentes.

Entre el 23 y el 27 de octubre del 2018 llevamos a cabo un encuentro presencial para conmemorar los 10 años de la RedCSur desde su creación en el año 2007, cuando un grupo de investigadores de América Latina se encontraron en el seminario “Vivid Radical memory. Radical Conceptual Art revisited. A social and political perspective from the East and the South”, organizado por Antoni Mercader en el museo MACBA en Barcelona. En esos momentos estos investigadorxs compartían la preocupación y necesidad de intervenir políticamente en los pasos de neutralización de una serie de prácticas político-artísticas que tuvieron lugar en los años 60 en América Latina.

Desde ese entonces, hemos pasado por una serie de procesos donde hemos visto el incremento, no solo de nuevxs miembrxs (que ya son casi un cuarentenal en varios puntos del mundo), sino que también de los alcances de nuestra actividad en el arte, las relaciones con las instituciones y las acciones políticas que se han desarrollado a través de manifiestos, intervenciones públicas, exposiciones, seminarios y publicaciones. Además del trabajo continuo en la conformación y activación de archivos con el fin de preservarlos y socializarlos bajo diversos modos de uso: en el seno de las instituciones, a través de investigaciones y de su consulta en línea.

Nuestros modos de hacer no dejan de estar exentos de dudas y misterios para ojos ajenos. No es evidente que la red haya llegado a alzar una única voz colectiva, que ha modo de un organismo viviente se desplaza colectivamente – no sin contradicciones y desacuerdos internos – motivada por un mismo afán: aquel que fue el gatillante de su fundación.

Como células independientes, la división en nodos de trabajo y proyectos transversales que toman acuerdos en reuniones virtuales (principalmente por medio chats), se han realizado también una serie de encuentros presenciales donde se han discutido los modos de funcionamiento colectivo. Dos encuentros fueron realizados en 2008, a poco tiempo de formada la RedCSur. El primero llamado Conceitualismos du Sul/ Sur organizado en el MAC USP, San Pablo, Brasil y el segundo en Rosario al cumplirse 40 años de “Tucuman arde”. Estos primeros encuentros fueron instancias de puesta en discusión y comienzo de elaboración de una gramática común. Hubo un tercer encuentro en Chile en el 2009 llamado “Memorias y Archivos: categorías modernizadoras, repercusiones y disidencias posibles en los ‘Conceptualismos del Sur’”. Desde entonces y tras un caudal de trabajo donde se socializaron numerosos archivos, se realizaron exposiciones y publicaciones colectivas, organizamos un cuarto encuentro llamado “Saberes insumisos, ecologías de la acción, futuros emergentes”, que propuso como punto de partida: detenerse, interrogar y explorar trayectos recorridos, modos de hacer y de actuar que se han ido delineando a través de estos 10 años. Un reposicionamiento de la red surge en este encuentro, bajo un nuevo marco histórico-político a encarar con los aprendizajes de nuestra historia, para construir otros saberes insumisos, potenciar ecologías de acción comunes y esbozar otros futuros dentro de aquellos emergentes.

En este encuentro nos reunimos 35 integrantes que, en muchos casos, nos vimos por primera vez luego de haber trabajado juntxs innumerables veces. Los lazos que se generaron entre nosotrxs permitieron movilizar discusiones con más fuerza y actualizar ciertos parámetros que no habían podido ser discutidos con esta intensidad y desmesura. Activando y abriendo, se pusieron en debate los siguientes temas: la declaración instituyente, los hitos más importantes de nuestra historia, la revisión por nuestros modos de hacer y la reflexión de determinados ejes de discusión política como el racismo, el neoconservadurismo, el neoextractivismos, la perspectivas feministas y disidencias sexo genéricas, el poscolonialismo y las políticas de la memoria, que nos posiciona en un presente crítico donde no queremos dejar de pensarnos en la acción y la investigación como un agente político. Más aún cuando el encuentro se desarrolló bajo la atmósfera de los días previos a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, donde salió electo Bolsonaro.

Junto al temple de los debates, tuvimos la oportunidad de reunirnos a serigrafiar, de salir a la calle para una pegatina masiva, luego de un encuentro sobre el proyecto de exposición “El Giro Gráfico” y de sumarnos a la protesta de picos rojos en Nicaragua. Así el encuentro se desarrolló como un laboratorio de pensamiento político en torno a ecologías de acción internas y externas que se proyectó en una apuesta colectiva por resistir el presente e imaginar otros futuros a construir juntxs.

Lanzamiento de Revista Punto de Fuga

El próximo jueves 29 de noviembre en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende, se presenta el número 19 de la Revista Punto de Fuga realizado por estudiantes de Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile, visibiliza los resultados de la residencia de investigación convocada en el marco de la exposición Poner el cuerpo. Llamamientos de arte y política en los años ochenta en América Latina (2016), curada por Paulina Varas y Javiera Manzi.

Archivo Graciela Carnevale

Se encuentra disponible en la web archivosenuso.org el Archivo Graciela Carnevale, con documentos digitalizados y su correspondiente descripción y contextualización, organizados en diversas colecciones, referentes a acciones y períodos como: las del Ciclo de Arte Experimental y otras acciones artísticas (1965-1968); Tucumán Arde (1968), acción llevada a cabo por artistas de Rosario y Buenos Aires nucleados bajo el nombre de Grupo de Artistas de Vanguardia; los Encuentros de artistas latinoamericanos y FADAR (1972-1973), alusivo a diferentes encuentros y eventos colectivos llevados a cabo en distintos países a principios de los años 70, fundamentalmente en Chile y Cuba; y, por último, la colección Ezeiza (1973), consistente en documentación sobre un proyecto audiovisual realizado por algunos de los integrantes del Grupo de Artistas de Vanguardia a partir de la masacre de Ezeiza, el 20 de julio de 1973.

Se puede acceder al archivo a través del siguiente link:

https://goo.gl/szxtxQ

Ejemplar original de la oblea diseñada por Juan Pablo Renzi para “Tucumán Arde” que devino el logo de la obra, 1968.