Campaña gráfica por Ecuador: Inti Raymi de resistencia y zapateo por la dignidad

El actual levantamiento indígena en Ecuador, iniciado el 13 de junio, al igual que el emblemático levantamiento de 1990, se lleva a cabo en el período del Inti Raymi, o en castellano, fiesta del sol, que es la celebración más importante en el calendario agro-festivo de los Andes marcado por el solsticio. Desde el norte del país muchxs indígenas y mestizxs llegan a Quito zapateando, haciendo sonar la tierra, danzando, simulando los movimientos cósmicos circulares de traslación y rotación, cantando al sol, y tocando instrumentos como tambores y flautas. Es una manifestación de júbilo y lucha, también de indignación y de dignidad. El Inti Raymi marca un período de renovación, resistencia, y transformación. No se puede detener al sol. Asimismo, las ofrendas con fuego, humo sagrado, bebidas, flores, alimentos, semillas, y rezos a la Pachamama, actualizan la sacralidad de las luchas milenarias de todos los pueblos y nacionalidades del Abya Yala. Son acciones tan rituales como políticas. Estas marchas también involucran la toma de posesión de lugares y espacios a nivel territorial para reemplazar el orden establecido. La “toma de la capital” no es un acto vandálico, como los medios de comunicación dominantes han querido posicionar, sino la reapropiación de un territorio que ancestralmente les pertenece para hacer escuchar sus legítimas demandas que vienen desde hace más de cinco siglos. 

Un allanamiento ilegítimo

En el marco de la protesta nacional promovida por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, se produjo el allanamiento y la requisición de la Casa de las Culturas (CCE) por parte de la policía bajo el estado de excepción decretado por el presidente Guillermo Lasso. Esto constituye un claro atentado contra la autonomía de esta institución histórica, como garante de los derechos culturales en el país. Esta vulneración es aún más grave, tomando en cuenta que el ágora de la entidad ha sido lugar de acogida en anteriores protestas indígenas. El parque El Arbolito, ubicado al lado de la CCE, al que también fue prohibido el acceso, es considerado kurikancha, es decir, espacio de concentración sagrado. La CCE y sus inmediaciones son territorio protegido de los pueblos y las naciones indígenas, se trata de una zona de paz. Pero el gobierno, en esta coyuntura, lo ha querido transformar en cuartel. La  policía ha requisado con violencia esta institución, colocando en grave riesgo el patrimonio de todxs lxs ecuatorianxs y, a pesar de que se ha retraído la acción policial en su interior y se ha permitido a las comunidades su acceso, en los últimos días se realizó un brutal ataque con bombas lacrimógenas al interior de la misma y en su entorno, donde se encontraban niñxs, mujeres embarazadas, y ancianxs. Este es el acto más represivo y violento contra el movimiento indígena en la historia de la CCE, un acto dictatorial, de toma por parte de la policía, el Estado y las fuerzas oscuras de esta institución represora. El lugar de paz pasó a ser un lugar de ataque notoriamente asimétrico.  

Un paro que no para 

Los 10 puntos de las demandas de la CONAIE abordan aspectos fundamentales del sostenimiento digno de lxs ecuatorianxs que el gobierno neoliberal de Lasso ha desatendido: (1) reducción y congelamiento de los precios de los combustibles; (2) moratoria de las deudas en la banca pública, privada y cooperativa; (3) precios justos para los productos del campo; (4) mejoramiento del empleo y los derechos laborales; (5) no a la ampliación de la frontera extractiva minera o petrolera; (6) respeto a los derechos colectivos; (7) alto a la privatización de los sectores estratégicos; (8) políticas de control de la especulación sobre los productos de primera necesidad; (9) presupuesto urgente para salud y educación; (10) políticas efectivas para frenar la ola de violencia, crimen organizado y narcotráfico. 

A  las legítimas demandas del movimiento indígena del Ecuador se han sumado también los movimientos ecologistas, el movimiento de trabajadorxs, el movimiento feminista y  demás sectores sociales precarizados como lxs artistas, gestores culturales, y trabajadores de la cultura comprometidos con la justicia social. El contexto de estas demandas es histórico. Como ha recalcado Nina Pacari, dirigente kichwa histórica, no es algo coyuntural, sino que es parte de una lucha histórica, anterior al gobierno de Lasso, y evidencia varios asuntos pendientes de la protesta de octubre de 2019. 

El 25 de junio se realizó la marcha “Warmis x la paz y la justicia social”, que reunió a mujeres del campo y la ciudad. Feministas plurinacionales, diversas, internacionalistas, convocaron a esta gran acción en solidaridad por el pueblo ecuatoriano y en especial con las warmis de todos los pueblos y nacionalidades indígenas. Esta acción interpela nuestra noción de “paz” y nos hace preguntarnos: ¿Cómo entendemos la paz? ¿Paz para quienes y cómo? ¿Qué posibilidades y horizontes tiene la paz con justicia social? ¿Cómo acompañamos este proceso abierto de movilización?

En las calles, en las redes y en las plazas de todo el mundo

Desde la Red Conceptualismos del Sur, nos sumamos a la denuncia y al rechazo de la represión por parte del Estado y la criminalización de la protesta ciudadana por parte de medios de comunicación masivos, responsables, en gran parte, de reproducir y alentar el racismo encarnado en la población blanco-mestiza, y plegados acríticamente al discurso del gobierno. Mientras el gobierno de Lasso responde con violencia y vulneración de derechos, son cientos de detenciones, muchas personas seriamente heridas, al menos 5 personas asesinadas, y al menos 8 personas desaparecidas. Los medios amplifican la estigmatización de lxs manifestantes, haciendo que el movimiento indígena pase a ser identificado como terrorista. Al igual que en otros países, el racismo de las elites en Ecuador condena al movimiento indígena y lo tilda de vándalo mientras le exige silencio, sumisión y servicio. 

Hoy el pueblo de Ecuador vive una tensa calma, un escenario incierto, entre el paro nacional, la creciente represión policial y los intentos de diálogo. Nos parece ineludible sumarnos desde las calles, redes y plazas que habitamos para acompañar los zapateos de su resistencia. Hacemos un llamado a terminar con la represión estatal y a que el gobierno del Ecuador atienda de manera genuina y a cabalidad la demanda por la vida digna promovida por el movimiento indígena ecuatoriano. 

Nos solidarizamos con un llamamiento a la acción gráfica que multiplique fuerzas, trazos y complicidad transfronteriza. 

Para ello, y como hemos hecho en ocasiones previas (como ante la revuelta chilena, el paro nacional en Colombia, el golpe de Estado en Bolivia), convocamos a artistas y productores gráficos de cualquier parte del mundo a enviar sus producciones gráficas digitales (en cualquier técnica) para que puedan manifestar su solidaridad con el movimiento indígena ecuatoriano y llamen a detener la represión estatal. Es urgente. ¡Sus vidas importan! ¡Sus vidas son parte de nuestras vidas!

La campaña gráfica por Ecuador comienza YA y se extiende hasta el 15 de julio de 2022.

Se pueden enviar aportaciones a redcsur@gmail.com, Serán compartidas en la página de la RedCSur

#noalracismo #paronacionalecuador #noalamasacre #ParoNacionalEc2022 #Shunkuyay #kichwa #runa #ParoNacional #pensemoscolectivamente #CulturaEnResistencia #FeministasEnParo #ParenLaMasacre #NoEsGuerraEsTerrorismodeEstado #NosEstanMatando

Acerca de nuestras luchas… paro nacional 2022
Andrea Zambrano Rojas y Cory Massaro
Rapidógrafo y acuarela sobre cartulina e ilustración digital
Ecuador, 2022
Váyase Payasito
Danilo Zamora
Óleo sobre lino
70×90 centímetros
Cada quien para su llanta
Danilo Zamora
Óleo sobre lienzo
45×60 centímetros
Gente de bien
Fernando Dávila
Ilustración digital
28 de junio de 2022
Las armas no se disparan solas
Gabriela Serrano Soto
Dibujo sobre cartulina – bolígrafo – liquid paper
2022
 
Breve descripción:
El mapa del Ecuador enlazado con la tomografía del comunero indígena Byron Guatatoca. Asesinado presuntamente por miembros de la policía nacional el 21 de junio, 9º día del paro nacional 2022, en el Puyo. Este dibujo repasa el impacto del uso progresivo de la fuerza, concluyendo que, la muerte de un manifestante por parte de los supuestos garantes de los derechos humanos, es la potencial muerte de todo un pueblo. 
“Las armas no se disparan solas” 
Frase mencionada en mesa de diálogo, el 27 de junio del 2022.
Resistencia
Jennifer Freire
Aunque nos den la espalda, seguimos reclamando la importancia de la resistencia.
Esto no acaba aún, la lucha sigue. Diálogos sin acción, habrá represión y por supuesto, la erosión de esta «institucionalidad democrática».
Ilustración con marcadores y ceniza de restos de material bélico.
13cm x 20cm
2022
Una lucha legítima frente a una represión brutal
Marie Combette
LA CABINA DE LA CURIOSIDAD (@marie_combette)
El flautista
De la serie Sahumerio.
Dibujo de un manifestante en primera línea de batalla que se enfrentaba a la policía con un instrumento de viento conmemorando el Inti Raymi o fiesta del sol en Quito, en medio del contexto de la protesta social. La brillante fotografía original mostraba un grupo de manifestantes, con escudos e instrumentos de viento, este es un detalle.
Geovanny Verdezoto
Tinta sobre papel
90 cm x 58 cm
2022
Luto Nacional
De la serie Sahumerio.
Escudo de armas del Ecuador. Día 10 de 18, dentro del contexto del paro nacional del Ecuador 2022.
Geovanny Verdezoto
Tinta sobre papel
80 cm x 58 cm
2022
La llegada a Quito
De la serie Sahumerio.
Día 11. Detalle del arribo de manifestantes de las zonas rurales de la sierra centro del país. Después del llamado a la radicalización de la protesta dentro del contexto del paro nacional del Ecuador 2022.
Geovanny Verdezoto
Tinta sobre papel
60 cm x 58 cm
2022
Guerrero caído
De la serie Sahumerio
A Guido Huatatuca, indígena Kichwa de 42 años, asesinado por una bomba de gas lacrimógeno que, según la policía, se incrustó de forma «accidental» en el rostro del manifestante durante las protestas del paro nacional en el Puyo Ecuador.
Geovanny Verdezoto
Tinta sobre papel
65 cm x 60 cm
2022

Evidencia A y B
De la serie Sahumerio (Díptico)
Dibujo de la Radiografía 3D Frente y Perfil del cráneo del manifestante Guido Huatatuca, indígena Kichwa de 30 años, asesinado por una bomba de gas lacrimógeno que según la policía se incrustó de forma «accidental» en el rostro del manifestante durante las protestas del paro nacional en el Puyo Ecuador.
Geovanny Verdezoto
Tinta sobre papel
90 cm x 58 cm
2022

Olla Comunitaria
De la serie Sahumerio.
Geovanny Verdezoto
Tinta sobre papel
60 cm x 65 cm
2022
 
El oro negro o el corazón de la contradicción progreso v/s ambiente
De la serie Sahumerio
DIBUJO de un taladro para extracción petrolera en la zona amazónica del Ecuador. La baja y focalización de los precios del combustible fueron la principal causa de las demandas del levantamiento indígena.
Geovanny Verdezoto
Tinta sobre papel
84 cm x 58 cm
2022
La quema de llanta
De la serie Sahumerio.
Día 9 de 18, dentro del contexto del paro nacional del Ecuador 2022.
Geovanny Verdezoto
Tinta sobre papel
115 cm x 84 cm
2022

ARCHIVO ROMERO POR/VENIR

LLAMAMIENTO

El archivo de Juan Carlos Romero fue durante toda su vida un espacio de construcción colectiva. Fuimos muchxs lxs que lo consultamos y también lxs que dejamos allí “algo” especial que pensamos podría interesarle (a él o a quien fuese a revisarlo un tiempo después). Así, pero sobre todo por la práctica archivera contínua, apasionada y sistemática del propio Juan Carlos, el archivo se fue poblando de publicaciones, libros, revistas, afiches, obras gráficas, pequeños objetos, libros de artistas, cajitas de metal o cartón cargadas de objetos, papeles, fotos, recortes, entre muchas otras “reliquias”. Cada material tenía su pequeña gran historia, había llegado de la mano de alguien en una circunstancia especial y por ello se había ganado su espacio en ese archivo que nunca dejó de crecer. Romero atesoraba en su memoria y en su hacer cada objeto y su historia, y alcanzaba con preguntarle para desatar un relato y para saber dónde estaba ubicado cada documento, de dónde había llegado, si guardaba algún material de tal o cual suceso…

Enterarnos de la disolución, venta, dispersión y consiguiente desaparición de ese archivo como proyecto colectivo y público, en las circunstancias en que ello sucedió luego de la muerte de Juan Carlos en 2017 (véase por ejemplo https://www.clarin.com/cultura/venden-exterior-mayor-archivo-afiches-politicos_0_bb1kOj1ZE.html), fue y es una noticia que aún nos cuesta digerir y a la que no podemos resignarnos. Ante esta pérdida pero también movidxs por la pulsión archivera que aprendimos con Romero, imaginamos este proyecto, esperando que (nos) ayude a reparar al menos en parte esa pérdida, que afecta gravemente la memoria colectiva. Sabemos que es inviable aspirar a recuperar el archivo en su totalidad, pero quizá no lo sea impulsar entre muchxs un proyecto capaz de reconstruir o reinventar algunas zonas de su archivo a partir de multiplicar sus modos de hacer, y volviéndolo un gesto colectivo, incluyendo incluso aquellos materiales que suponemos que se hubieran sumado si hubiese seguido existiendo en los años recientes. Se trata, pues, de retomar y continuar el archivo de Romero, invocando su pasión generosa por reunir, guardar y compartir preguntas y hallazgos.

Inspiradxs en la experiencia del artista conceptual Clemente Padín, quien perdió su archivo por acción de las dictaduras uruguaya y chilena cuando era preso político y logró recuperarlo luego gracias a la solidaridad internacionalista (véase la historia completa acá), estamos convocando a artistas, activistas, investigadores, amigxs de Romero a ser partícipes de este gesto colectivo, enviando materiales (fotos, videos, afiches, revistas y fanzines, objetos y otros documentos) vinculados a distintas iniciativas en las que participó Romero o que continúan su huella. Les invitamos a sumarse a este “Archivo Romero por/venir”. 

Partimos de la tristeza que nos produce esa falta, pero también de la certeza de que muchxs de nosotrxs hemos conservado fragmentos de ese archivo (porque Romero nos los compartió, o porque fuimos parte de su hacer). No aspiramos a completar un archivo cerrado, sino a emprender el gesto de (re)construir y reinventar un archivo del común, siempre en proceso, siempre colectivo, siempre fragmentario e inacabado. “Activar la imaginación archivística” (tal como propone el llamamiento Por una política común de archivos) como un modo de conjurar esa pérdida e invocar nuevas formas de hacer archivo que permitan alimentar nuevas investigaciones, usos y activaciones. 

Proponemos una primera fase de tres años (2022-2024), tiempo suficiente para reunir material (impreso y digital) vinculado a distintas iniciativas en las que Juan Carlos participó o impulsó, conservarlo, ordenarlo, clasificarlo, y disponerlo a la consulta pública. El material estará disponible a la consulta en físico y en la web de archivos en uso (www.archivosenuso.org), así como en otras iniciativas afines que multipliquen su acceso.

Estamos empezando a buscar algún apoyo o subsidio que permita encarar esta primera fase. En una etapa posterior se espera realizar una publicación y una exhibición que den cuenta del proceso y activen el nuevo archivo.

Esperamos que se unan a esta iniciativa de múltiples maneras: colaborando con el proyecto, enviando material, difundiendo y apoyando esta convocatoria… Hemos abierto una casilla de mail a la que pueden enviarnos sus propuestas (archivoromeroxvenir@gmail.com). Allí mismo, recibiremos los envíos de documentos digitales o fotos en formato JPG o TIFF o PDF en 300 dpi. Si se trata de materiales físicos nos pueden contactar por allí mismo para combinar la entrega o bien las pueden enviar por correo postal a Archivo Romero por/venir, Pasaje Evaristo Carriego 1023 (1406) CABA, Argentina. Adjuntamos al final una breve ficha para que nos provean información de los materiales.

Les mandamos un gran abrazo,

Archivo Romero por/venir

Grupo impulsor: Lucía Bianchi, Lucía Cañada, Fernando Davis y Ana Longoni (Red Conceptualismos del Sur)Con apoyo de la Red Conceptualismos del Sur

Primeras adhesiones: Archivo Hotel Dadá, Eden Bastida Kullick, Silvio De Gracia, Javier Del Olmo, Liliana Di Negro, Fundación Luis Felipe Noé, Andrés Garavelli, Marcelo Lo Pinto, Ana Maldonado, Samuel Montalvetti, Ana Montenegro, Sandra Mutal, Luis Felipe Noé, Hilda Paz, Juan Pablo Pérez, Cristina Piffer, Rebekah Pite, Elvio Romero, Elga Romero, Viviana Sasso, Alejandro Thornton, Hugo Vidal, Ivana Vollaro…

Pueden seguirnos en:

IG: @archivoromeroporvenir

FICHA para el envío de material

El envío puede estar acompañado por toda la información que permita contextualizarlo (sobre la realización de la pieza, sobre cómo llegó a sus manos, etcétera). Les compartimos una breve ficha para completar con algunos datos del material que envían:

-Autor/es o colectivo

-Título/nombre

-Año

-Lugar

-Tipo de material y formato

-Breve descripción o relato (escrito y/o sonoro) sobre el material o la acción enviada

Ecuador: Inti Raymi de resistencia y zapateo por la dignidad

El actual levantamiento indígena en Ecuador, iniciado el 13 de junio, al igual que el emblemático levantamiento de 1990, se lleva a cabo en el período del Inti Raymi, o en castellano, fiesta del sol, que es la celebración más importante en el calendario agro-festivo de los Andes marcado por el solsticio. Desde el norte del país muchxs indígenas y mestizxs llegan a Quito zapateando, haciendo sonar la tierra, danzando, simulando los movimientos cósmicos circulares de traslación y rotación, cantando al sol, y tocando instrumentos como tambores y flautas. Es una manifestación de júbilo y lucha, también de indignación y de dignidad. El Inti Raymi marca un período de renovación, resistencia, y transformación. No se puede detener al sol. Asimismo, las ofrendas con fuego, humo sagrado, bebidas, flores, alimentos, semillas, y rezos a la Pachamama, actualizan la sacralidad de las luchas milenarias de todos los pueblos y nacionalidades del Abya Yala. Son acciones tan rituales como políticas. Estas marchas también involucran la toma de posesión de lugares y espacios a nivel territorial para reemplazar el orden establecido. La “toma de la capital” no es un acto vandálico, como los medios de comunicación dominantes han querido posicionar, sino la reapropiación de un territorio que ancestralmente les pertenece para hacer escuchar sus legítimas demandas que vienen desde hace más de cinco siglos. 

Un allanamiento ilegítimo

En el marco de la protesta nacional promovida por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, se produjo el allanamiento y la requisición de la Casa de las Culturas (CCE) por parte de la policía bajo el estado de excepción decretado por el presidente Guillermo Lasso. Esto constituye un claro atentado contra la autonomía de esta institución histórica, como garante de los derechos culturales en el país. Esta vulneración es aún más grave, tomando en cuenta que el ágora de la entidad ha sido lugar de acogida en anteriores protestas indígenas. El parque El Arbolito, ubicado al lado de la CCE, al que también fue prohibido el acceso, es considerado kurikancha, es decir, espacio de concentración sagrado. La CCE y sus inmediaciones son territorio protegido de los pueblos y las naciones indígenas, se trata de una zona de paz. Pero el gobierno, en esta coyuntura, lo ha querido transformar en cuartel. La  policía ha requisado con violencia esta institución, colocando en grave riesgo el patrimonio de todxs lxs ecuatorianxs y, a pesar de que se ha retraído la acción policial en su interior y se ha permitido a las comunidades su acceso, en los últimos días se realizó un brutal ataque con bombas lacrimógenas al interior de la misma y en su entorno, donde se encontraban niñxs, mujeres embarazadas, y ancianxs. Este es el acto más represivo y violento contra el movimiento indígena en la historia de la CCE, un acto dictatorial, de toma por parte de la policía, el Estado y las fuerzas oscuras de esta institución represora. El lugar de paz pasó a ser un lugar de ataque notoriamente asimétrico.  

Un paro que no para 

Los 10 puntos de las demandas de la CONAIE abordan aspectos fundamentales del sostenimiento digno de lxs ecuatorianxs que el gobierno neoliberal de Lasso ha desatendido: (1) reducción y congelamiento de los precios de los combustibles; (2) moratoria de las deudas en la banca pública, privada y cooperativa; (3) precios justos para los productos del campo; (4) mejoramiento del empleo y los derechos laborales; (5) no a la ampliación de la frontera extractiva minera o petrolera; (6) respeto a los derechos colectivos; (7) alto a la privatización de los sectores estratégicos; (8) políticas de control de la especulación sobre los productos de primera necesidad; (9) presupuesto urgente para salud y educación; (10) políticas efectivas para frenar la ola de violencia, crimen organizado y narcotráfico. 

A  las legítimas demandas del movimiento indígena del Ecuador se han sumado también los movimientos ecologistas, el movimiento de trabajadorxs, el movimiento feminista y  demás sectores sociales precarizados como lxs artistas, gestores culturales, y trabajadores de la cultura comprometidos con la justicia social. El contexto de estas demandas es histórico. Como ha recalcado Nina Pacari, dirigente kichwa histórica, no es algo coyuntural, sino que es parte de una lucha histórica, anterior al gobierno de Lasso, y evidencia varios asuntos pendientes de la protesta de octubre de 2019. 

El 25 de junio se realizó la marcha “Warmis x la paz y la justicia social”, que reunió a mujeres del campo y la ciudad. Feministas plurinacionales, diversas, internacionalistas, convocaron a esta gran acción en solidaridad por el pueblo ecuatoriano y en especial con las warmis de todos los pueblos y nacionalidades indígenas. Esta acción interpela nuestra noción de “paz” y nos hace preguntarnos: ¿Cómo entendemos la paz? ¿Paz para quienes y cómo? ¿Qué posibilidades y horizontes tiene la paz con justicia social? ¿Cómo acompañamos este proceso abierto de movilización?

En las calles, en las redes y en las plazas de todo el mundo

Desde la Red Conceptualismos del Sur, nos sumamos a la denuncia y al rechazo de la represión por parte del Estado y la criminalización de la protesta ciudadana por parte de medios de comunicación masivos, responsables, en gran parte, de reproducir y alentar el racismo encarnado en la población blanco-mestiza, y plegados acríticamente al discurso del gobierno. Mientras el gobierno de Lasso responde con violencia y vulneración de derechos, son cientos de detenciones, muchas personas seriamente heridas, al menos 5 personas asesinadas, y al menos 8 personas desaparecidas. Los medios amplifican la estigmatización de lxs manifestantes, haciendo que el movimiento indígena pase a ser identificado como terrorista. Al igual que en otros países, el racismo de las elites en Ecuador condena al movimiento indígena y lo tilda de vándalo mientras le exige silencio, sumisión y servicio. 

Hoy el pueblo de Ecuador vive una tensa calma, un escenario incierto, entre el paro nacional, la creciente represión policial y los intentos de diálogo. Nos parece ineludible sumarnos desde las calles, redes y plazas que habitamos para acompañar los zapateos de su resistencia. Hacemos un llamado a terminar con la represión estatal y a que el gobierno del Ecuador atienda de manera genuina y a cabalidad la demanda por la vida digna promovida por el movimiento indígena ecuatoriano. 

Nos solidarizamos con un llamamiento a la acción gráfica que multiplique fuerzas, trazos y complicidad transfronteriza. 

Para ello, y como hemos hecho en ocasiones previas (como ante la revuelta chilena, el paro nacional en Colombia, el golpe de Estado en Bolivia), convocamos a artistas y productores gráficos de cualquier parte del mundo a enviar sus producciones gráficas digitales (en cualquier técnica) para que puedan manifestar su solidaridad con el movimiento indígena ecuatoriano y llamen a detener la represión estatal. Es urgente. ¡Sus vidas importan! ¡Sus vidas son parte de nuestras vidas!

La campaña gráfica por Ecuador comienza YA y se extiende hasta el 15 de julio de 2022.

Se pueden enviar aportaciones a redcsur@gmail.com, Serán compartidas en la página de la RedCSur

#noalracismo #paronacionalecuador #noalamasacre #ParoNacionalEc2022 #Shunkuyay #kichwa #runa #ParoNacional #pensemoscolectivamente #CulturaEnResistencia #FeministasEnParo #ParenLaMasacre #NoEsGuerraEsTerrorismodeEstado #NosEstanMatando

Videos

Comunicados

EL PUEBLO SIGUE BERRACO

CAMPAÑA DE SOLIDARIDAD CON COLOMBIA

Lucía Bianchi. Impresión serigráfica sobre papel, 2021

Las protestas iniciadas el pasado 28 de abril en Colombia alcanzaron una extensión sin precedentes en la historia reciente del país. Con el objetivo inicial de oponerse a la reforma tributaria propuesta por el gobierno de Iván Duque, el Paro Nacional convocado por organizaciones sindicales y sociales abrió paso a un levantamiento popular que llegó a expandirse hasta convocar a millones en las calles. Tanto el deseo como las múltiples frustraciones fueron movilizadoras, en un momento histórico de abierta polarización, marcada por el incumplimiento del Acuerdo de Paz por parte del gobierno, y por la continuidad de más de 30 años de la herida provocada por el orden neoliberal colombiano. Ha sido esta inconformidad profunda la que irrumpió con fuerza viva, en medio de una pandemia global y una crisis generalizada, administrada por el gobierno con políticas clasistas, racistas y coloniales.

Este escenario habilitó, en una escala inusitada, la violencia represiva del Estado contra quienes se movilizaron. El gobierno de Duque estuvo al borde de declarar un Estado de Conmoción Interior, que habría permitido que fuerzas militares pudieran romper aún más los marcos existentes del derecho. Estas disposiciones se integran a un contexto general tendiente a desmovilizar a la población: censura mediática, violaciones sostenidas a los derechos humanos por agentes del Estado, detenciones y allanamientos arbitrarios, desapariciones, asesinatos, agresiones sexuales, incursiones policiales y militares en los barrios. Todos esto configura aspectos de un genocidio en curso, y que tiene mayor incidencia en zonas rurales, donde la persecusión y asesinato de decenas de líderes y liderezas ha sido una constante a lo largo de décadas. Asimismo, las jornadas de movilización han recibido la oposición de detractorxs civiles, en cuyas declaraciones y acciones bélicas se cuelan expresiones clasistas y racistas que han buscado profundizar el miedo y la desconfianza.

Hoy, nos acercamos para solidarizarnos con los pueblos en Colombia en un contexto que implica una experiencia atravesada tanto por la potencia revulsiva de un levantamiento en curso, como por la continuidad de violencias históricas y contingentes. Violencias que se acrecientan, se intersectan e incluso se naturalizan y que hoy, a unos meses del levantamiento, vemos que siguen desplegadascon total impunidad. 

Las protestas que iniciaron en abril hicieron visible aquello que permanecía, deliberadamente, oculto. El desplazamiento y la expansión de este estallido social han permitido que ocurriera frente a las cámaras y en las ciudades lo queocurría a oscuras en las zonas rurales que han sido históricamente azotadas por la violencia. La brutalidad policial que se manifestó sin pudor ante los ojos de Colombia y del mundo sólo puede ser leída con el antecedente cierto de que las comunidades campesinas, indígenas y negras han sufrido estas violencias de manera invisible y sostenida. Esta estrategia represiva, dominante en el siglo XX, y que se sigue reproduciendo actualmente, se ha sofisticado mediante la represión personalizada e individualizada, pero siempre en función de la distribución y arreglo de espacios que despliegan una política criminalizante de “desmonte”, o en abierta oposición al Proceso de Paz.Pese a ello, hoy las organizaciones siguen articuladas en un camino abierto, entretejido, que cultiva la imaginación política y a la vez que canaliza la rabia activa y desbordante de un pueblo que está berraco. Es desde la escucha atenta y la ternura de los pueblos que despertamos la solidaridad de la RedCSur, e instamos a una alerta viva que permita que se mantengan audibles tanto las narraciones indóciles de los otros futuros que se abren, como de los excesos de la represión que no pueden volver a quedar silenciados.

HACER ARTE SOBRE BILLETES NO ES DELITO

En solidaridad con el artista cubano Hamlet Lavastida

Desde el día 26 de junio de 2021, el artista Hamlet Lavastida está arrestado por las autoridades de la Seguridad del Estado cubana, cuando estaba cumpliendo las medidas de protocolo sanitario al regresar a la isla luego de una beca en Alemania. Se le ha negado el habeas corpus y se encuentra bajo un “proceso de investigación” aparentemente justificado por la idea informal, que el artista expresó en un foro cerrado de artistas en Telegram, de realizar intervenciones sobre papel moneda.

Desde los billetes sellados que Cildo Meireles realizó en 1975 con la leyenda “Quem matou Herzog?”, llamando la atención sobre el caso del periodista asesinado por la dictadura brasileña, este procedimiento es usado por muchísimos artistas como una forma de hacer circular socialmente sus mensajes sobre un soporte cotidiano que pasa de mano en mano.

Desde la Red C Sur convocamos a la solidaridad con el artista cubano, uno de los participantes en la exposición colectiva “Giro Gráfico. Como en el muro la hiedra”, que organizamos en el Museo Reina Sofía y en el MUAC el año próximo.

Ponemos aquí en común intervenciones en billetes y monedas realizadas en distintas partes del mundo, para evidenciar que este recurso es completamente legítimo y frecuente. Convocamos a sumar otras intervenciones, nuevas o viejas, a este conjunto.


OBRA DE INTERCAMBIO

ACCIÓN CIRCULANTE

Autor: Luis o Miguel

Ya que todos seguimos fascinados con el objeto en tanto artículo de venta; la pregunta sería : ¿Cómo envasar el gesto, en ese objeto, para que sea su centro de gravedad?

La respuesta puede ser: vender el envase   a precio de costo.

¿Y si plegamos la realidad para que, mirada a trasluz, resulten coincidentes  el gesto y su producto?

ANA MATHEUS ABBADE

JUAN PABLO LÓPEZ
2001: Odisea del presente
Billete, 2016

CRISTIAN INSTROZA CARCAMO

HUGO VIDAL

LUCÍA EGAÑA

HERSILIA ÁLVAREZ
Timba financiera
Fotografía, 2017

GABRIELA GONZÁLEZ LEAL
Saltando la cuerda
Billete de 10$ mexicanos desmonetizados, 2019

RAL VERONI
Remolino
Serigrafía sobre billete. Buenos Aires, 1992

RAL VERONI
Soñar, sonar
Serigrafía sobre billete. Buenos Aires, 1992

SANTIAGO FREDES
Moneda única transandina
Remezcla de metal acuñado, 2019

MAURO CÉSARI
Monstruos del Plata
Alteración y pliegue en billetes en curso rioplatense, 2015

Escuchar el susurro

Declaración en solidaridad con el Movimiento San Isidro de Cuba

El 9 de noviembre, el músico cubano Denis Solís fue detenido por parte de la policía cubana, por supuesto desacato a la autoridad, y luego de un juicio sumario en su contra, fue condenado a ocho meses de prisión. El Movimiento San Isidro (MSI), integrado por artistas, activistas y científicxs convocó a un recital de poesía frente a una estación de policía en La Habana Vieja, reclamando la liberación del músico. Lxs integrantes del movimiento fueron reprimidxs y detenidxs, algunxs de ellxs por más de 72 horas. A raíz de estos episodios, considerando que todos los canales de diálogo se habían cerrado y fuese vulnerado el derecho a la manifestación, el MSI se reunió realizando vigilias, lecturas de poesía que llaman «susurro poético» e intervenciones artísticas para seguir reclamando la liberación del músico de hip-hop. La casa que habitan fue objeto de agresiones por parte de personas no identificadas; la provisión de alimentos y agua se vio restringida; el acceso a interlocutores vecinxs y defensores de los Derechos Humanos ha sido limitado. Por estas razones, nueve integrantes del MSI han decidido entrar en huelga de hambre indefinida, y dos de ellxs en huelga de hambre y sed, exigiendo la liberación de su compañero.

La vulnerabilidad de estas vidas despierta la solidaridad de la RedCSur, así como la de aquellas doblemente vulneradas en su desprotección ante fuerzas represivas, ante la pobreza y la racialización, la precarización y marginalización, o por razones de su adscripción a distintas formas de manifestación y protesta.

Igualmente, desde estamentos oficiales se ha puesto en duda la artisticidad de las creaciones de lxs artistas, así como el propio estatuto de artistas de lxs creadorxs mismxs. Como RedCSur entramos en alerta y manifestamos nuestro repudio frente a estas formas de desacreditar, desconocer y desprestigiar la voz de artistas y creadorxs autodidactas como modos de invalidación de su lugar en la vida política, así como frente a las burocracias que exigen avales oficiales para el ejercicio del trabajo creador y que controlan las formas de exhibición y circulación de prácticas artísticas. Consideramos asimismo que las prácticas contemporáneas abrigan una heterogeneidad de formas en las que no existen fronteras entre arte, activismo y política.

Nos llamamos a estar alertas e informadxs sobre este proceso en curso de vigilia y huelga de hambre llevado a cabo por integrantes del Movimiento San Isidro, e instamos a tomar acciones por la liberación de Denis Solis y la apertura del diálogo.

(Imagen cedida por la artista mexicana Adriana Maldonado)

Campanha: A normalidade era o problema

Apresentação da campanha

O contexto da pandemia que estamos vivendo globalmente tem amplificado todas as desigualdades das quais se alimenta o sistema de acumulação do capital: as desigualdades de gênero (mais violência nos lares a portas fechadas; sem escola nem centros para idosos, mais carga de trabalho de cuidado para mulheres; mais assédio nos canais online…); as desigualdades dos regimes de fronteira; as desigualdades na divisão internacional do trabalho, dentre muitas outras. Ao mesmo tempo, todos os bens públicos têm entrado em erosão, como mostra o estado dos sistemas de saúde do mundo todo. Essa era e é nossa normalidade.

Diante desta situação, os governos de diferentes partes do mundo promovem de distintas maneiras uma espécie de retorno à normalidade baseada na coerção de corpos, as restrições, a continuidade de processos de empobrecimento e as lógicas necropolíticas.

É por isso que fazemos um chamado internacionalista a pôr corpo, palavras, respiração a #ANormalidadeEraOProblema promovendo, desde as perspectivas concretas que habitamos, reflexões, perguntas e respostas, em forma de palavras, clipes audiovisuais, fotos, collages, sons…

A campanha começa no dia 3 de junho, nas redes sociais, e é veiculada durante todo o mês. Até 30 de junho, as contribuições podem ser enviadas ao e-mail: normalitywastheproblem@gmail.com

Ou faça o upload diretamente aqui: https://drive.google.com/drive/folders/1C8HyScMdxBkIByu-5hkQmA4ZUgiOhsYl?usp=sharing

As contribuições serão publicadas aqui:
https://www.instagram.com/normalitywastheproblem/

A NORMALIDADE ERA O PROBLEMA

Os microscópios de estudos de virologia têm trabalhado duro nestes últimos meses para achar a origem, as formas de contágio e as maneiras de nos enfrentar ao Covid19. Ainda há muito caminho por percorrer, mas não cabe dúvida de que encontrarão respostas a boa parte das perguntas e necessidades.

Enquanto isso, as lupas dos espaços ativistas e militantes, das classes populares empobrecidas e dos espíritos inquietos, desconfortáveis e críticos com o status quo têm observado o aumento dramático do efeito implacável de um vírus previamente conhecido contra o qual ainda não pudemos nos vacinar: o vírus do sistema econômico e social inclusive mais letal que identificamos com a normalidade.

De fato, nestes tempos de pandemia tem se visibilizado e ampliado até dimensões insustentáveis todas as desigualdades das quais se alimenta o sistema de acumulação do capital: as desigualdades de gênero (mais violência nos lares a portas fechadas, mais carga de trabalho para mulheres sem escolas nem centros para idosos, mais assédio nos canais online…); as desigualdades dos regimes de fronteira (pessoas sem documentos não podem acessar as medidas de urgência desenvolvidas pelas instituições): as desigualdades na divisão internacional do trabalho (os diferentes países se enfrentam ao mesmo vírus com recursos muito diferentes, sistemas de saúde, condições materiais da população…). E muitas outras.

Isso que chamávamos normalidade tem se revelado como uma autêntica distopia.

Por isso, enquanto os governos falam de voltar à normalidade, ou de alcançar uma nova normalidade, os olhares, corpos, energias daqueles que buscamos uma transformação emancipadora dessa monstruosa realidade normalizada, construímos paradigmas, alianças e práticas que nos orientem em direção a outros horizontes.

Mas como traduzir esse desejo potente em passos concretos, aterrissados, situados? Como nos vacinamos contra os efeitos de uma crise econômica maior que a de 2008 e com umas forças políticas de extrema direita que pugnam por capitalizar o mal-estar gerado pelos estragos materiais causados pela pandemia?

Como nos desviamos de um retorno as perigosas promessas de salvação dos Estados-nação para buscar novas alianças e formas de cooperação de escala internacional?

Como seguir curto-circuitando os espaços de acumulação de capital as custas dos nossos recursos de vida? Como subtrair da mercantilização nossas casas, bairros, cidades, povos: a água, o ar, o espaço público, o meio ambiente natural e urbano? Como fazemos do cuidado uma política coletiva e transformadora que intervêm nos horizontes trans-fronteiriços?

Como sustentar a possibilidade aberta pelas explosões sociais e revoltas que tem se levantado em distintas latitudes contra a normalidade precária? O que fazemos para que a distância física não devenha isolamento social? Como se transformam os repertórios de ação de protesto e articulação durante e após o confinamento?

Como defender e proteger os bens públicos (sistemas educativos, instituições culturais, sistemas de segurança social, sistemas de saúde) e criar outros novos sob regimes de administração do comum capazes de superar os perigos de setores “públicos” cada vez mais ameaçados pelas garras das elites financeiras?

Como sair da economia financeirizada que coloca no centro a acumulação para articular a organização social em torno às necessidades e desejos de umas vidas dignas, autônomas, emancipadas?

Esta campanha convida a propor (em forma de palabras, de clipes de vídeo, de fotos, de collages, de sons…) desde nosso canto específico do mundo, desde a perspectiva concreta que habitamos, mais perguntas e mais respostas para adubar o desafio colossal de um desejo globalmente compartilhado:

#ANormalidadeEraOProblema
#LaNormalidadEraElProblema
#NormalityWasTheProblem
#NotBackToNormality
#NoWayBackToNormality

campaña abierta: La normalidad era el problema

El contexto de pandemia que se está viviendo globalmente ha amplificado todas las desigualdades de las que se alimenta el sistema de acumulación de capital: las desigualdades de género (más violencia en los hogares a puerta cerrada, más carga de trabajo de cuidados para las mujeres sin escuelas ni centros de mayores, más acoso en los canales on line); las desigualdades de los regímenes de frontera; las desigualdades de la división internacional del trabajo, entre muchas otras. Al mismo tiempo se han erosionado todos los bienes públicos, como lo muestra el estado de los sistemas de salud en todo el mundo. Esa era y es nuestra normalidad.

Frente a esta situación, los gobiernos de diferentes lugares del mundo promueven de distintas maneras una suerte de vuelta a la normalidad basada en la coerción de los cuerpos, las restricciones, la continuidad de procesos de empobrecimiento y las lógicas necropolíticas.

Es por ello que hacemos una llamada internacionalista a dar cuerpo, palabras, respiración a #NormalityWastheProblem proponiendo, desde las perspectivas concretas que habitamos, reflexiones, preguntas y respuestas, en forma de palabras, de clips audiovisuales, de fotos, de collages, de sonidos… sobre la vida que queremos.

La campaña comienza el 3 de junio en redes sociales y se extiende durante todo el mes de junio.

Hasta el 30 de junio se pueden enviar aportaciones a: normalitywastheproblem@gmail.com

O bien subirlas directamente aquí: 
https://drive.google.com/drive/folders/1C8HyScMdxBkIByu-5hkQmA4ZUgiOhsYl?usp=sharing

Serán compartidas en esta cuenta https://www.instagram.com/normalitywastheproblem/



LA NORMALIDAD ERA EL PROBLEMA

Los microscopios de los estudios de virología han trabajado duro estos últimos meses para hallar el origen, las formas de contagio y las maneras de enfrentarnos al Covid19. Aún queda camino por recorrer, pero no cabe duda de que encontrarán respuestas a buena parte de las preguntas y necesidades.

Mientras tanto, las lupas de los espacios activistas y militantes, de las clases populares empobrecidas y de los espíritus inquietos, incómodos y críticos con el status quo han observado el aumento dramático del efecto implacable de un virus previamente conocido del que aún no hemos sabido vacunarnos: el virus de un sistema económico y social incluso más letal al que identificábamos con la normalidad.

En efecto, en estos tiempos de pandemia se han visibilizado y ampliado hasta dimensiones insostenibles todas las desigualdades de las que se alimenta el sistema de acumulación de capital: las desigualdades de género (más violencia en los hogares a puerta cerrada, más carga de trabajo de cuidados para las mujeres sin escuelas ni centros de mayores, más acoso en los canales on line…); las desigualdades de los regímenes de frontera (las personas sin papeles no pueden acceder a las medidas de urgencia desplegadas por las instituciones); las desigualdes de la división internacional del trabajo (los diferentes países se enfrentan al mismo virus con muy diferentes recursos, sistemas de salud, condiciones materiales de la población…). Y muchas otras.

Eso que llamábamos normalidad se ha revelado como una auténtica distopía.

Por eso, mientras los gobiernos hablan de volver a la normalidad, o de alcanzar una nueva normalidad,las miradas, cuerpos y empeños de quienes buscamos una transformación emancipadora de esa monstruosa realidad normalizada, construimos paradigmas, alianzas y prácticas que nos orienten hacia otros horizontes.

¿Pero cómo traducir ese deseo potente en pasos concretos, aterrizados, situados? ¿Cómo vacunarnos contra los efectos de una crisis económica mayor que la del 2008 y con unas fuerzas políticas de ultraderecha que pugnan por capitalizar el malestar generado por los estragos materiales causados por la pandemia?

¿Cómo desviarnos de un regreso a las peligrosas promesas de salvación de los Estados nación para buscar nuevas alianzas y formas de cooperación de escala internacional?

¿Cómo seguir cortocircuitando los espacios de acumulación de capital a costa de nuestros recursos de vida? ¿Cómo sustraer de la mercantilización nuestras casas, barrios, ciudades, pueblos; el agua, el aire, el espacio púbblico, el medioambiente natural y urbano? ¿Cómo hacemos del cuidado una política colectiva y tranformadora que interviene en los horizontes transfronterizos?

¿Cómo sostener la posibilidad abierta de estallidos y revueltas que se han levantado en distintas latitudes contra la normalidad precaria? ¿Qué hacemos para que la distancia física no devenga aislamiento social? ¿Cómo se transforman los repertorios de acción de protesta y articulación en el confinamiento y posterior a este?

¿Cómo defender y proteger bienes públicos (sistemas educativos, instituciones culturales, sistemas de seguridad social, sistemas de salud) y crear otros nuevos, bajo regímenes de administración del común capaces de superar los peligros de sectores “públicos” cada vez más amenazados por las garras de las élites financieras?

¿Cómo salir de una economía financiarizada que pone en el centro la acumulación para articular la organización social en torno a las necesidades y deseos de unas vidas dignas, autónomas, emancipadas?

Esta campaña invita a proponer (en forma de palabras, de clips audiovisuales, de fotos, de collages, de sonidos…) desde nuestro específico rincón del mundo, desde la perspectiva concreta que habitamos, más preguntas y más respuestas para abonar el reto colosal de un deseo globalmente compartido:

#LaNormalidadEraElProblema
#ANormalidadeEraOProblema
#NormalityWasTheProblem

Segundo envío Campaña Gráfica Colombia, ¿Cuáles son los silencios de la democracia? SOS Cauca

Este es un aporte especial en repudio a la situación de violaciones a los DDHH en el municipio de Buenos Aires, Norte del Cauca – Colombia, debido a la NO implementación del acuerdo de paz. SOS Cauca es un grupo de ciudadanxs que, indignadxs con esta situación,  están generando imágenes, memes y videos para que puedan rotar por medios y redes sociales y contrarresten la invisibilización a la que están sometidas las comunidades del Norte del Cauca – Colombia, debido a la crisis sanitaria por el COVID-19.


http://soscauca.interferencia-co.net/


Ver la convocatoria en el siguiente link: https://redcsur.net/es/2019/07/30/campana-grafica-redcsur/

Activamos la campaña gráfica por Colombia; está abierta de forma permantente, hasta que encontremos Justicia, Verdad, Reparación y No repetición de estos hechos.
Imágenes para circular, difundir, agitar y utilizar en todos los territorios!!

Ver versión en inglés y francés acá: https://redcsur.net/en/2020/06/03/second-mailing-graphic-campaign-colombia-what-are-the-silences-of-democracy-sos-cauca/


#ParenElGenocidioEnCauca #SOSCauca #NosEstanMatando #Colombia #LosEstanAsesinando #DerechosHumanos #AsesinatosSistematicos #AguilasNegras #QueSerLiderNoCuesteLaVida #NiUnMuertoMas #ManoNegraParamilitar #SeñorMatanza #Cauca #ParamilitarismoColombia #Genocidio #QueLaPazNoNosCuesteLaVida #GobiernoAsesino #NoAlCompliceSilencio #Exterminio #NoALaGuerraDeDuqueUribe #Terrorismo

Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020


Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autor: SOS Cauca
http://soscauca.interferencia-co.net/
País: Colombia
Año: Abril de 2020
Autora: Ana Karina Moreno
Título: De la serie «Coronas»
Año 2020
País: Colombia
Autora: Ana Karina Moreno
Título: De la serie «Coronas»
Año 2020
País: Colombia
Autora: Ana Karina Moreno
Título: De la serie «Coronas»
Año 2020
País: Colombia
Autora: Ana Karina Moreno
Título: De la serie «Coronas»
Año 2020
País: Colombia

Primer envío Campaña Gráfica Colombia, ¿Cuáles son los silencios de la democracia?

Activamos la campaña gráfica por Colombia; está abierta de forma permantente, hasta que encontremos Justicia, Verdad, Reparación y No repetición de estos hechos.
Imágenes para circular, difundir, agitar y utilizar en todos los territorios!!


Ver la convocatoria en el siguiente link: https://redcsur.net/es/2019/07/30/campana-grafica-redcsur/

#ParenElGenocidioEnCauca #SOSCauca #NosEstanMatando #Colombia #LosEstanAsesinando #DerechosHumanos #AsesinatosSistematicos #AguilasNegras #QueSerLiderNoCuesteLaVida #NiUnMuertoMas #ManoNegraParamilitar #SeñorMatanza #Cauca #ParamilitarismoColombia #Genocidio #QueLaPazNoNosCuesteLaVida #GobiernoAsesino #NoAlCompliceSilencio #Exterminio #NoALaGuerraDeDuqueUribe #Terrorismo



Autor: Elkin Salamanca.
Título: Extractivismo
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Elkin Salamanca.
Título: Esperanza II
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Elkin Salamanca.
Título: Desterritorialización I
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Elkin Salamanca.
Título: Desterritorialización II
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Elkin Salamanca.
Título: Resistencia I
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Elkin Salamanca.
Título: Resistencia II
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Elkin Salamanca.
Título: Gentrificación I
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Elkin Salamanca.
Título: Gentrificación II
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Elkin Salamanca.
Título: Malpaterno
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Paola Donato
Título: Guardián del páramo
País: Colombia.
Año: 2019
Autor: Hilda Paz
Título: No más desapariciones
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Hilda Paz
Título: Nos asesinan
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Eden Bastidas
País: México
Año: 2019
Autor: Eden Bastidas
País: México
Año: 2019
Autor: Colectivo Luminiscencia
Autor: Colectivo Luminiscencia
Autor: Colectivo Luminiscencia
Autora: Paola Murillo
Título: El Emperador
País: Colombia
Año: 2019

Autor: José Schneedorf
Título: Gabo lecture I
País: Brasil
Técnicas empleadas: grabado en madera y serigrafía
Año: 2019
Autor: José Schneedorf
Título: Gabo lecture II
País: Brasil
Técnicas empleadas: grabado en madera y serigrafía
Año: 2019
Autor: José Schneedorf
Título: Gabo lecture III
País: Brasil
Técnicas empleadas: grabado en madera y serigrafía
Año: 2019
Autor: José Schneedorf
Título: Gabo lecture IV
País: Brasil
Técnicas empleadas: grabado en madera y serigrafía
Año: 2019
Autor: José Schneedorf
Título: Gabo lecture V
País: Brasil
Técnicas empleadas: grabado en madera y serigrafía
Año: 2019
Autor: Alejandro Thorthon
Título: Democracia Comerciada
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Alejandro Thorthon
Título: Democracia Comerciada
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Alejandro Thorthon
Título: Democracia $
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Alejandro Thorthon
Título: Irreal
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Alejandro Thorthon
Título: Irreal
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Alejandro Thorthon
Título: Las Democracias
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Alejandro Thorthon
Título: The New Fake
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Alejandro Thorthon
Título: The New Fake
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Lucía Bianchi
Título: Memoria
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Lucía Bianchi
Título: Falsos Positivos
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Lucía Bianchi
Título: Paz Sin Impunidad
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Lucía Bianchi
Título: Paz
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Lucía Bianchi
Título: Paz
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Lucía Bianchi
Título: Nxs Levantamxs
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Silvana Castro
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Silvana Castro
País: Argentina
Año: 2019
Autora: Silvana Castro
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Hugo Vidal
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Hugo Vidal
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Hugo Vidal
País: Argentina
Año: 2019
Autor: Hugo Vidal
País: Argentina
Año: 2019